Economía

Venezuela no figura en los planes de contingencia de la OPEP tras el ataque a refinería saudí

Archivo
Redacción Papagayo
Escrito por Redacción Papagayo

Evanan Romero, consultor en materia de energía y exdirectivo de PDVSA, afirmó al diario ALnavío que Nicolás Maduro no podrá embarcarse siquiera en la subida del crudo. Países como Kuwait, Irán, Irak, Emiratos Árabes y Estados Unidos reaccionarían ante una eventual decisión de la OPEP de elevar el bombeo si la demanda global así lo requiere tras el ataque a la refinería en Arabia Saudí. Los voceros internacionales no hacen siquiera mención a Venezuela y su capacidad.

Venezuela está lejos de ser un soporte ante contingencias en la OPEP con la producción de crudo mundial. Su incapacidad para mantener el bombeo, mucho más para elevarlo, aleja a la caótica PDVSA del epicentro del cartel. Y ahora, cuando la refinería Abqaiq, de Arabia Saudí, la más grande del mundo, fue objeto de un ataque que paralizó la mitad de la producción del primer exportador de la OPEP —5,7 millones de barriles diarios— y los precios del petróleo comienzan a reaccionar al alza, el país caribeño luce como un cero a la izquierda.

El barril Brent subió 19,5 % hasta llegar a 71,95 dólares y en cuanto al crudo de Estados Unidos, el West Texas Intermediate (WTI) se elevó hasta 15,5 %, llevando el barril a 63,34 dólares, según los datos más recientes de Reuters.

Mientras Arabia Saudí afirma que tardará semanas en recuperar la producción que cortó de tajo el ataque que se adjudicaron rebeldes yemeníes, se plantea un posible escenario en la OPEP de recurrir a un incremento del bombeo, pero Venezuela no aparece en el horizonte de los voceros del cartel.

La revista Financial Times destaca que Riad ya se puso en contacto con varios países miembros de la OPEP para evaluar la contingencia y poner en la mesa una eventual subida de la producción, aún sin especificar, pero la publicación sugiere que los primeros en estar en capacidad de hacerlo serían claramente la misma Arabia Saudí, Irak, Irán, Emiratos Árabes y Kuwait.

Frente a este escenario, Maduro no aprovechará la subida de los precios de petróleo por el ataque en Arabia Saudí puesto que no tiene capacidad para producir ni un barril más, asevera Romero.

No hay ninguna posibilidad de incrementar la producción, ni siquiera logrando que Estados Unidos levante sanciones, no hay manera alguna de que Maduro se beneficie de la subida. Se verán, tal vez, algunos ajustes de la cesta venezolana que se negocie ahora, pero sin ningún impacto importante para la caja de PDVSA”, dijo Romero.

También apunta que la mayoría, casi el 80 % del petróleo que produce Venezuela, es extrapesado, lo que dificulta aún más su comercialización.

El exdirectivo sostiene que Venezuela es un país que ya no tiene influencia en las decisiones de la OPEP, porque su capacidad como productor de petróleo ha sido reducida hasta niveles que no representan un flujo respetable.

Cuando comenzaron con las locuras de las expropiaciones y los ataques a petroleras extranjeras ya en la OPEP no jugaban ningún papel”, comentó.

Agregó una proyección de lo que produce hoy PDVSA: “Según las fuentes secundarias que manejan información, serían unos 700.000 barriles los que produce hoy Venezuela. Yo creo que realmente puede estar en los 600.000 barriles diarios. No más, y la mayoría de ese crudo se lo lleva Rusia”, señaló.

Entre julio y agosto la caída de la producción venezolana marcó un 5,7 %, el cuarto mes consecutivo en desplome, según EFE. Venezuela ocupa hoy el décimo puesto entre los países productores de la OPEP, solo por delante de Ecuador, Congo, Guinea Ecuatorial y Gabón.

Con información de ALnavío (Carlos Moreno).

Sobre el autor

Redacción Papagayo

Redacción Papagayo

Deja un comentario