fbpx
Diáspora

Venezolanos y las elecciones en Colombia: esperanzas, opiniones y participación ciudadana

Foto: Luis Robayo / AFP
Héctor Daniel Brito

Luego de las elecciones regionales en Colombia, el mapa político para todos sus ciudadanos cambió. El domingo 27 de octubre, los partidos de centro y centroizquierda fueron los mayores triunfadores en dicha convocatoria electoral, para las que estaban convocadas más de 36,6 millones de personas.

En general, las alianzas no tradicionales resultaron beneficiadas electoralmente en los comicios para escoger a 32 gobernadores, 1.101 alcaldes municipales, 12.063 concejales y 6.814 ediles de Juntas Administradoras Locales (JAL).

¿Qué esperan los migrantes?

En Bogotá se eligió a Claudia López como su primera alcaldesa, lo que significó una de las grandes “sorpresas” luego de la derrota sufrida por el partido Centro Democrático en varias regiones y el triunfo del expresidente Juan Manuel Santos.

Así pues, con apenas solo un mes en la capital colombiana, María Urdaneta cuenta que lo primero que ha notado en su estadía en Bogotá ha sido la cantidad de compatriotas que laboran en trabajos informales e, incluso, ha visto a otros pidiendo dinero en buses (hasta con niños en brazos).

Esta realidad la preocupa de forma muy cercana. Para ella, las nuevas oportunidades laborales para los venezolanos deberían estar dentro de los planes de quienes ejerzan el cargo de alcalde, gobernador o cualquier puesto político dentro del Estado colombiano. Y Bogotá no debe ser la excepción.

Por su condición de migrante, no tiene la posibilidad de “estar pendiente” de las decisiones políticas dentro del país que la acoge a ella y a su familia, sin embargo, espera que las autoridades sean más abiertas a prestar mejor atención a los extranjeros que no cuenten con la documentación para laborar en trabajos formales, pero sí con “las ganas y la honestidad para hacerlo”, señala.

La otra ciudad que sorprendió a muchos fue Medellín, donde el independiente Daniel Quintero Calle derrotó al candidato del uribismo a la alcaldía, Alfredo Ramos, quien perdió por más de 60.000 votos.

Allí reside Esperanza Túa desde 2014. La ingeniero venezolana señala que el crecimiento migratorio en esa entidad ha aumentado rápidamente desde 2016. Incluso, cuando llegó, muchos locales le preguntaban de dónde era porque no reconocían su acento, sin embargo, ahora forma parte de una comunidad cada vez más conocida para esa urbe. Además, indica que en el 2019 ha crecido también el número de venezolanos que piden dinero en los semáforos o buscan trabajo en las calles.

Del alcalde, manifiesta que aún no conoce de un plan en específico para la migración, no obstante, leyó sobre distintos debates previos a las elecciones y han sido las únicas veces en las que se ha abordado el tema migratorio venezolano.

En dichos encuentros, todos han destacado la importancia del tema y cómo la ciudad tiene el reto de acoger de la mejor manera a los ciudadanos criollos a través de la propuesta de una oficina para migrantes.

En este sentido, Túa sabe que muchos candidatos han hablado de abrazar al migrante, legalizarlos, darles estabilidad y, sobre todo, oportunidades. No obstante, indica: “del dicho al hecho hay mucho trecho”.

Por último, aplaude que el candidato ganador llame a erradicar la xenofobia y tenga una “mente abierta” para comprender el fenómeno migratorio, no obstante, admite que Colombia y muchos otros países no estuvieron preparados para el éxodo de su nación.

Y aunque todos los venezolanos en Colombia tengan una opinión y solicitudes al Estado, no corren con la suerte de expresarse en los sufragios del país en el que ahora viven.

Avalancha de votos venezolanos

Pese a rumores de una “avalancha de votantes de Venezuela” a causa de la diáspora del país petrolero, Alejandra Barrios, directora de la Misión del Observatorio Electoral (MOE), y Christian Krüger, director de Migración Colombia, respondieron a dichas teorías con cifras concretas. Tan solo 1.678 extranjeros, entre ellos 368 venezolanos, podían votar.

Entre ellos estuvieron Nazareth Mantilla y su esposo Juan José González. Tras nueve años de residencia en el país neogranadino y nacionalizados hace un año, el matrimonio de venezolanos formó parte de aquellos que decidieron quiénes los representarán durante el periodo 2020 – 2023.

Sin embargo, el proceso para acceder a este derecho no fue nada sencillo. Por ejemplo, Ana Carolina Troconis esperó cerca de un año y medio para adquirir la nacionalidad, luego de estar nueve años como residente en Colombia. 

Juan José González, por otra parte, lleva casi nueve años en el país y a finales de 2018 adquirió la nacionalidad: “Esperé trámites, tuve que demostrar que llevaba más de cinco años en el país y realicé un examen de conocimiento de Colombia”, contó Juan José.

Con circunstancias tan distintas, los venezolanos buscan abrirse camino en un país que les ha ofrecido mejor calidad de vida, mientras esperan algún cambio en su país, que se encuentra sumido en una crisis devastadora.

Sobre el autor

Héctor Daniel Brito

Héctor Daniel Brito

Reportero de Papagayo News

Deja un comentario