fbpx
Diáspora

Venezolanos en Perú en toque de queda por coronavirus

EFE
Redacción Papagayo
Escrito por Redacción Papagayo

Si algo saben los venezolanos es resolver en tiempo de crisis y el toque de queda en Perú es una muestra de ello. No obstante, en buena parte de la población migrante hay incertidumbre, pues se desconoce cómo cubrirán sus gastos.

Laura Domínguez y su mamá vieron la oportunidad no solo de generar dinero, sino de ayudar a otras personas.

Con los nervios de punta por los pagos de alquiler, servicios y alimentos, a mi mamá se le ocurrió hacer pañuelos en tiempos de crisis”, cuenta la periodista.

Pero la idea se transformó en tapabocas. Según destacan, no fijaron precios exagerados. Se organizaron desde casa, encerradas, ayudando a evitar la propagación del virus. Y así, desde hace cuatro días comenzaron y ya son tres sin dormir, asegura.

Sucede que todo ha sido un éxito, los pedidos son uno detrás de otro. Así estamos pasando el Decreto de Emergencia, colaborando y al mismo tiempo solventamos los pagos porque ser emigrante es vivir para pagar”, resalta la emprendedora.

Y es que para nadie es un secreto que Perú tiene una alta de tasa de informalidad laboral que supera el 60 %, según las propias estadísticas del Ministerio de Economía.

Vivir al día en Perú

Dentro de estas cifras está el esposo de Tuly Morillo, quien se las ingenia para seguir atendiendo a sus clientes sin violar el toque de queda.

Mi esposo sale a vender a los conocidos en la noche y se regresa a la casa”, cuenta la residente venezolana en Pisco.

Morillo, que trabaja de asistente administrativo y apoya a su marido en su emprendimiento de expendio de comida, vislumbra situaciones difíciles para los próximos días: “Estamos un poco preocupados porque por ahora uno puede resolver, pero pensar que se pueda extender nos alarma. Hay que pagar alquiler y vendiendo poquito no alcanza”, agrega Morillo.

Juan Medina es mototaxista. En Venezuela vivía en Petare y este jueves, 19 de marzo, se levantó a trabajar como de costumbre. Tomó la precaución de utilizar un tapabocas y estar atento a que no venga la policía. Al ser cuestionado por irrespetar el toque de queda solo respondió: “Mano, si no trabajo, no como”.

El gobierno de Martín Vizcarra anunció la entrega de un bono de 380 soles para la población vulnerable antes de final de mes, pero este no incluye a los venezolanos. Por ello, el presidente de la ONG Unión de Venezolanos en Perú, Oscar Pérez, pidió que ellos también sean incluidos.

Presidente Martin Vizcarra, sin menoscabo de la asistencia al pueblo peruano, respetuosamente pido, por favor, evalúe algún tipo de apoyo a las familias venezolanas más vulnerables en Perú. Impedidos de trabajar, no pueden ganar el diario que les permite sobrevivir”, escribió en la red social Twitter, sin que hasta el momento se produzca alguna repuesta.

Este jueves, en su tercer mensaje a la nación, el presidente Vizcarra ratificó que los ciudadanos que incumplan la inmovilización obligatoria serán detenidos.

En la conferencia de prensa indicó que solo en Lima se practicaron más de 150 aprehensiones por ciudadanos que se resistieron a cumplir la ley.

La fragilidad de los venezolanos en Lima

Alberto Ruiz, residente en el distrito de San Martín de Porres en Lima, quedó en stand by. Renunció a su empleo en una aerolínea holandesa para ingresar a una americana previo al anuncio de las medidas para prevenir los contagios del coronavirus.

No sé qué pasará conmigo. A pesar de que está prohibido, están despidiendo a mucha gente en el aeropuerto y vienen días duros. Tanto pensar en qué pasará me abruma, me produce ansiedad me la paso muy nervioso”. A Ruiz lo enviaron para su casa, debe realizar el entrenamiento virtual mientras se reinician las actividades en el aeropuerto internacional Jorge Chávez.

Jesús Fernández, residente en el cono norte de Lima, no ha parado de trabajar en ninguno de los días del Estado de Emergencia, pues trabaja de vigilante y le toca cubrir guardias en supermercados, que por decreto presidencial deben seguir funcionando.

El primer día, la empresa en la que trabajo no tomó previsiones y me envió lejos de mi casa. Éramos tantos agentes regados por toda Lima centro que terminé llegando a mi casa a las 2 AM. Todos estos días se está trabajando bajo mucha improvisación pues el gobierno está dictando medidas sobre la marcha y espero no pasar un mal momento”.

¿Venezolanos varados en la frontera?

De momento no hay reporte oficial de venezolanos varados en la frontera para entrar o salir del país, y lo mismo ocurre en el aeropuerto. La Superintendencia Nacional de Migraciones confirmó a Efecto Cocuyo que en estos momentos la restricción es igual para todos los extranjeros: “Nadie entra y nadie sale”.

En este sentido, la ministro consejero de la embajada en Perú, designada por la Asamblea Nacional, Nancy Arellano, informó a Efecto Cocuyo que estarán atentos a cualquier caso que se pueda presentar. Resaltó que en estos momentos los venezolanos están sometidos a una doble restricción, una de ellas por la visa y otra por el cierre decretado para frenar el virus.

Apoyo a los vulnerables

Desde hace tres días, la Embajada viene desarrollando un censo para ubicar a los venezolanos más afectados por las restricciones del gobierno para enfrentar el COVID-19.

Arellano destacó que el censo es virtual y pueden completarlo a través del portal http://vulnerables.embaajdadevenezuela.pe.

La información será filtrada y la ayuda se entregará de manera directa. Además dijo que otorgó la primera fase del apoyo que consistió en un saco de arroz fortificado que fue donado por una ONG americana. Agregó que la embajada irá anunciado las actividades a través de las redes sociales.

Texto: Efecto Cocuyo

 

También puede leer

Acnur atenderá a migrantes venezolanos que necesiten asistencia sobre el COVID-19

Sobre el autor

Redacción Papagayo

Redacción Papagayo

Deja un comentario