Mundo

Trump considera “seriamente” eliminar la nacionalidad por nacimiento

Reuters
Redacción Papagayo
Escrito por Redacción Papagayo

Una nueva medida del presidente estadounidense, Donald Trump, desató la polémica y la indignación en las organizaciones que protegen los derechos ciudadanos y de los migrantes.

Trump comentó este miércoles que su gobierno está considerando “seriamente” poner fin al derecho a la nacionalidad de niños nacidos en el país cuyos padres no tienen la ciudadanía o migraron ilegalmente.

“Lo estamos evaluando muy seriamente, el derecho a la ciudadanía por nacimiento, donde uno tiene un bebé en nuestra tierra, cruza la frontera, y tiene un bebé no sé cómo. Felicidades, el bebé es ahora un ciudadano estadounidense (…) Francamente es ridículo”, dijo Trump a la prensa al exterior de la Casa Blanca.

Trump ha convertido la lucha contra la inmigración en un eje de su presidencia y de su campaña para la reelección, pero los tribunales han frenado o reconsiderado muchos de sus decretos.

El mandatario republicano adelantó en octubre de 2018 a noticias Axios que pondría fin al “derecho a la ciudadanía por nacimiento” por medio de un decreto. Los expertos creen que esta medida iría en contra de la Constitución.

La decimocuarta enmienda de la Constitución, aprobada tras la Guerra Civil, garantizó la ciudadanía de “todas las personas nacidas o naturalizadas en Estados Unidos”.

El objetivo, hasta el momento, es garantizar que todo estadounidense, sin importar su color de piel, goce de sus derechos ciudadanos.

Desde entonces, esta ley se interpreta de manera rutinaria. Así, se garantiza la ciudadanía de la mayoría de las personas nacidas en Estados Unidos, sean o no sus padres ciudadanos o estén ilegales o no.

En las próximas semanas se conocería la opinión del resto de los sectores gubernamentales y si aprobarían o no la decisión.

Un derecho reconocido en otras naciones

Más de 30 países conceden el derecho a la ciudadanía por nacimiento. Esto incluye a la mayoría de naciones Latinoamericanas y Canadá.

Aunque varios países de Europa no conceden de manera automática ese derecho por nacimiento, tienen leyes que permiten a los hijos de padres extranjeros adquirir la nacionalidad.

En Italia, los hijos de padres extranjeros pueden acceder a la ciudadanía al cumplir los 18 años. En España, si uno de los padres es español, los niños la obtienen instantáneamente; pero si ambos son extranjeros, los menores pueden pedir la nacionalidad después de un año de residir en el país.

Con información de La República

Sobre el autor

Redacción Papagayo

Redacción Papagayo

Deja un comentario