Mundo

Trece muertos y una decena de desaparecidos en naufragio de inmigrantes en Italia

Referencial
Redacción Papagayo
Escrito por Redacción Papagayo

Trece cuerpos fueron recuperados mientras que una decena de personas permanecían desaparecidas tras el naufragio este lunes de una embarcación de inmigrantes frente a las costas de la isla italiana de Lampedusa, informaron los guardacostas italianos.

Las víctimas halladas son todas mujeres de origen subsahariano, algunas de ellas embarazadas y, según algunos testigos, habría ocho niños y otras mujeres embarazadas entre los desaparecidos.

Poco después de medianoche, los guardacostas recibieron un llamado de un barco con unos 50 migrantes a bordo que estaba zozobrando frente a Lampedusa, según un comunicado que precisa que 22 personas pudieron ser rescatadas.

Mientras los equipos de rescate se acercaban, el barco se volcó “debido a las difíciles condiciones meteorológicas y a un movimiento de pánico de los migrantes”, según el texto.

Por el momento, prosigue la búsqueda de supervivientes, agregaron los guardacostas.

El Mediterráneo se ha convertido en la vía marítima más peligrosa del mundo. Desde principios de año, alrededor de 1.041 hombres, mujeres y niños murieron en la travesía desde las costas del norte de África hasta Europa.

Salvamento de otra barcaza

Por otra parte, el barco de la ONG española Open Arms, el único que se encuentra en el Mediterráneo central, localizó durante la noche de ayer una barcaza de madera con 40 migrantes y, tras proporcionales chalecos salvavidas, agua y comida, espera las indicaciones de las autoridades.

Pero ante las condiciones de la barcaza se decidió que los migrantes, entre ellos dos niños y cuatro mujeres, pasaran la noche a bordo y ahora se esperará un puerto para hacerles desembarcar.

A las 11 a. m., hora de Venezuela, Óscar Camps, el fundador de la ONG, informó que, ante la negativa de Italia, “Malta se ofrece como lugar seguro donde desembarcar a las personas rescatadas en el día de ayer. Con ese fin, serán transferidas a una de sus embarcaciones mañana a las 6:00 a. m.”, señaló a través de Twitter.

Detalles del rescate

Tras este rescate y el naufragio cercano a Lampedusa, Camps ha convocado a los periodistas en el puerto de Badalona (Barcelona), base de la oenegé catalana, para denunciar que nadie les avisó del naufragio pese a que estaban cerca del lugar.

Posiblemente hubiésemos llegado al lugar del incidente y nos hubiésemos hecho cargo porque nuestro barco estaba a solo unas 20 millas”, indicó Camps. Agregó: “Es horrible que teniendo un barco como el Open Arms, que todos conocen su capacidad de actuación y rescate, no haya sido activado para ir y poder intervenir en el naufragio”, reiteró.

Camps ha asegurado que tres aviaciones oficiales (Fuerza Aérea Italiana, Fuerza Área Maltesa y Frontex) detectaron la situación y “nadie intervino para ayudar“.

El barco Open Arms rescató en aguas maltesas a las 19:30 de la tarde de este domingo a 40 personas, entre ellas una criatura de meses y un niño de entre cuatro y cinco años, y cuatro mujeres. Según Camps, las órdenes de las autoridades maltesas cuando les comunicaron la presencia de la barcaza fue “no actuar” y dejar la embarcación en las condiciones que se encontraba, “sin combustible suficiente para llegar a algún sitio y con previsión de condiciones meteorológicas desfavorables“.

El capitán del barco de Open Arms decidió desobedecer a las autoridades maltesas y mandó las embarcaciones auxiliares del Open Arms a asegurar a las personas que se encontraban a bordo de la barcaza con chalecos salvavidas y al equipo médico para que comprobara la situación médica de los inmigrantes.

El activista apuntó que en el segundo contacto que tuvieron con Malta por radio, a pesar de las demandas de la embarcación española de comunicarse por escrito, les informaron que enviarían una patrullera desde Lampedusa para embarcar las 40 personas rescatadas.

Cinco horas después y sin ninguna noticia nueva, el capitán del Open Arms embarcó a los rescatados con rumbo al puerto de La Valetta.

El pasado 2 de octubre, el Open Arms había zarpado desde el puerto de Nápoles (sur de Italia) para su misión 67, después de estar retenido desde el 22 de agosto hasta el 21 de septiembre en el puerto de Lampedusa para solucionar las irregularidades técnicas y operativas detectadas en una inspección del Ministerio de Transportes italiano.

Con información de AFP y La Vanguardia.

Sobre el autor

Redacción Papagayo

Redacción Papagayo

Deja un comentario