Deportes Volando lejos

Soteldo hereda la mítica 10 del Santos de Pelé

El criollo porta, orgulloso, una remera histórica para el fútbol. Foto: Agencias
Escrito por Wilmer Reina

La mítica ‘camisa’ 10, esa que en su momento portaron Pelé, Robinho y Neymar con el Santos de Brasil, ahora la hereda un futbolista venezolano, sí un Vinotinto.

Yeferson Soteldo fue presentado como nuevo jugador del Santos, donde lucirá la casaca histórica y tendrá el desafío de ser uno de los que marque la diferencia en el mediocampo del “Peixe”.

“Es un sueño llegar al club, ser el primer venezolano, vestir el 10 de Pelé y Neymar es algo que no tiene precio”, afirmó el habilidoso miembro de la selección nacional venezolana.

Para el extremo venezolano, el primer refuerzo del Santos para esta temporada estará bajo las órdenes del técnico argentino Jorge Luis Sampaoli, quien ha asumido las riendas del equipo de Sao Paulo para los dos próximos años.

El futbolista venezolano escaló un peldaño más hacia su superación profesional con este fichaje. Foto: Agencias

Cuando me dijeron que Sampaoli me pidió, me sorprendió, pero estoy seguro que puedo ayudar. Es un gran técnico, ha ganado mucho y espero corresponder a la oportunidad que me está dando. Me gusta asumir responsabilidades, me gusta aprender siempre y estoy listo para seguir haciéndolo aquí. Voy a asumir de la mejor manera este reto, sin presión, pues jugar en este club es un privilegio“, dijo Solteldo.

Es uno de los mejores jugadores de América, un refuerzo súper esperado”, puntualizó José Carlos Peres, presidente del club.

Soteldo dejó la Universidad de Chile para potenciar la ofensiva del Santos, un fichaje que consideró como una recompensa por el “sacrificio y esfuerzo” realizado a lo largo de su carrera.

“Ahora mismo estoy trabajando para entrar en forma rápido. El torneo paulista va a comenzar y quiero estar listo, pero estoy tranquilo, Santos es uno de los mayores clubes del mundo“, señaló Soteldo, quien comenzó su carrera internacional con el Huachipato de Chile.

Sobre el autor

Wilmer Reina

Deja un comentario