fbpx
Diáspora

Solicitan habilitar albergues para migrantes en Bucaramanga, Colombia

Referencial
Redacción Papagayo
Escrito por Redacción Papagayo

Colombia era vista como una alternativa para los migrantes venezolanos que tenían la esperanza de recomenzar lejos del régimen de Nicolás Maduro.

No obstante, la economía colombiana se vio seriamente afectada por la pandemia de Covid-19. El Dane calcula que 5,3 millones de personas perdieron sus puestos de trabajo por cuenta de la crisis.

Como reseña La Vanguardia, esta situación le cerró las oportunidades a los extranjeros, que sin muchas opciones prefirieron retornar a Venezuela.

Así pues, Migración Colombia señala que la cifra de migrantes venezolanos que se han radicado en Colombia descendió por primera vez en cinco años al pasar de 1.825.000 personas en febrero a 1.809.000 en marzo pasado.

El portal colombiano indica que el panorama del Parque del Agua y la vía que conduce a Cúcuta desde Bucaramanga es estremecedor. Decenas de personas, incluidas niños, mujeres embarazadas y adultos mayores, levantaron viviendas improvisadas tras quedarse sin techo.

Esperan un cupo en alguno de los autobuses que se han puesto a su disposición para su traslado hacia la frontera, pero estos vehículos no dan abasto. Varias personas llevan días allí, soportando sol, lluvia y hambre. Cada uno de los buses que sale desde Bucaramanga hacia Cúcuta tiene capacidad para llevar entre 30 y 50 personas. Por ejemplo, el pasado 27 de mayo salieron tres buses con 148 personas.

Alba Pereria, directora de la Fundación Entre dos tierras, reconoce que tanto la Alcaldía de Bucaramanga como la Gobernación de Santander han facilitado los buses para movilizar los migrantes hacia Cúcuta. “Salen casi todos los días. Pero hay demasiada gente, a medida en que van pasando los días se va a crear un ‘cuello de botella’ muchos más grande en ese punto”.

La líder explica que una de las principales razones que ha desencadena tal aglomeración de personas son los constantes desalojos que sufren a diario los venezolanos residentes en Santander.

Los siguen sacando a la calle porque no tienen cómo pagar sus habitaciones. La opción que les queda es volver a Venezuela, donde tampoco tienen garantías para su bienestar. A medida en que se ven más desalojos vamos a tener el parque del Agua lleno de personas”

Ante las necesidades que padecen los extranjeros, esta población solicita la intervención de entes como la Personería y la Defensoría del Pueblo para evitar que se sigan generando desalojos.

Pereira afirma que diariamente se registran entre 20 y 25 desalojos en Bucaramanga. “En cada habitación generalmente viven cuatro personas”.

A esto se le suman los migrantes que viven condiciones similares al interior del país y que emprenden caminatas para regresar a su país, por lo que deben transitar por Santander. “Hay tres caminatas que vienen en este momento con 310 personas, desde Cundinamarca, Boyacá y Arauca. A esto se le suma la gente que está desplazándose desde otros municipios de Santander hacia el parque del Agua”.

Alba Pereira lamenta el estado de las personas que deben pasar los días a la intemperie. Sugiere que se acondicionen albergues de paso donde se puedan resguardar y alimentar en plena cuarentena. “Ser inmigrante no es igual a contagio, se necesitan son espacios seguros para prevenir”.

La directora de la Fundación Entre dos Tierras, afirma que ha estado trabajando con los mandatarios locales para aliviar la situación. “Hemos hecho eco para que por favor se creen estos albergues”.

Entre tanto, la Fundación Entre dos tierras que brinda alimentación a los migrantes no ha cesado esta labor desde que empezó el éxodo.

Sobre el autor

Redacción Papagayo

Redacción Papagayo

Deja un comentario