Nacionales

Saqueos desestabilizan a 200 mil trabajadores zulianos, cifra nacional es incalculable

El apagón más fuerte desde la electrificación en Venezuela, que se extendió en casi todo el país desde el jueves 7 hasta el lunes 11 de marzo, dio paso a olas de saqueos y violencia, principalmente en el estado Zulia, luego de superar las 90 horas sin servicio. Más allá de los incalculables daños materiales, y las lamentables pérdidas de vida, 200 mil zulianos quedaron inmediatamente en riesgo de perder sus empleos.

El Observatorio Venezolano de Conflictividad Social (OVCS) informó, el miércoles 13 de marzo, que en 13 estados del país se registraron conatos de saqueos. Los estados donde reinó el vandalismo son: Anzoátegui, Aragua, Bolívar, Carabobo, Delta Amacuro, Distrito Capital, Lara, Mérida, Miranda, Monagas, Portuguesa, Sucre y Zulia.

Fue en 1.888 cuando en Maracaibo se encendió el primer bombillo eléctrico, pero desde 2010 se han presentado crisis generadas por distintos motivos: la sequía del embalse de Guri, presunta falta de mantenimiento y, según el Gobierno nacional, “sabotajes” por parte de sectores opositores, una tesis que descartó recientemente la escuela de Ingeniería de la Universidad Central de Venezuela (UCV).

Las etapas más fuertes de racionamiento eléctrico, o de aplicación del llamado Plan de Administración de Cargas (PAC), se produjeron en 2010, 2013, 2015, 2017 y 2018. Pero no tuvieron la magnitud del registrado la tarde del jueves 7 de febrero de 2019, cuando progresivamente 23 estados del país quedaron sin suministro de energía. Algunas zonas de Maracaibo hasta 121 horas.

Apagón en Venezuela, viernes 8 de marzo. Foto satelital tomada por el satélite Suomi de la NASA.

Y fue precisamente en medio de la falta de electricidad cuando cientos de personas, de las cuales según Foro Penal se han detenido a más de 300, saquearon abastos, farmacias, distribuidoras, panaderías, centros comerciales e incluso ferreterías. En muchos casos no se trató de búsqueda de agua, comida o medicinas. La delincuencia aprovechó para desmantelar joyerías y cualquier negocio a su paso. Al menos 500 locales en el Zulia sufrieron daños, según señaló el martes 12 la Cámara de Comercio de Maracaibo.

Fergus Walshe, presidente del gremio comercial marabino, comentó a PAPAGAYO aproximadamente 200.000 personas en Maracaibo y San Francisco se vieron afectadas laboralmente a consecuencia de los destrozos.

Apagando trabajos

A nivel nacional, el apagón afectó el trabajo de casi 3.000.000 millones de personas relacionadas con el sector ganadero, de las cuales 70.000 son productores agropecuarios, 350.000 son trabajadores directos y 1.750.000 indirectos, según indicó en su cuenta Twitter, este miércoles, la Federación Nacional de Ganaderos de Venezuela (Fedenaga), en un comunicado.

La cantidad de trabajadores no relacionados con el sector ganadero, sino comerciantes perjudicados en todo el país es difícil de calcular, comentó a PAPAGAYO el presidente de Fedecámaras Venezuela, Carlos Larrazábal, quien no maneja una cifra.

En la misiva, Fedenaga aseguró que la suspensión de las comunicaciones ocasionó el incumplimiento de pagos laborales con el perjuicio a más de 3.000.000 personas.

Fedecámaras también se refirió a lo ocurrido mediante un comunicado difundido el martes. “El Zulia muestra un estado de anarquía total sin que se observe gran presencia de autoridades que contrarresten estos actos vandálicos que están originando pérdidas invaloradas al sector empresarial, por lo que el llamado es a la colectividad a reflexionar y no prestarse para continuar en estos actos”.

Millonarias pérdidas económicas

La Federación Nacional de Ganaderos de Venezuela, reportó pérdidas económicas de más de 5 millones de dólares en la producción de carnes, leche y queso, debido al mega apagón.

En su comunicado, apuntó que los cortes eléctricos afectaron diferentes zonas ganaderas del país y ocasionaron “graves pérdidas” a los sectores agropecuarios, lo que generaría un desabastecimiento en estos rubros.

Por su parte, Empresas Polar calcula que sus pérdidas, luego de los saqueos a cuatro plantas, ascendieron a los 18 mil 600 millones de bolívares, que equivalen aproximadamente a 5.637.063,99 dólares estadounidenses. Esta información la otorgó el miércoles mediante un comunicado en el que rechazó las acciones vandálicas.

Alimentos dañados

“Las pérdidas de leche son equivalentes al consumo per cápita anual de 159.402 venezolanos con la producción afectada de solo cuatro días”, continúa el comunicado de Fedenaga.

Asegura que durante los cuatro días del apagón se dejaron de producir unos 5.041.096 litros de leche, lo que representa una pérdida de 5.041.095.890 bolívares soberanos y unos 996.264 kilogramos de queso y 830.769 kilogramos de carne.

“La suspensión de la refrigeración significa una pérdida de 3.200.000.000 bolívares soberanos (USD 888.888)”, se detalla. Según el escrito, el difícil acceso a la gasolina contribuyó a la pérdida de millones de dólares en la producción de alimentos, específicamente en el traslado de los comestibles a los puntos de comercialización.

El presidente de la Cámara Venezolana de la Industria Láctea (Cavilac), Roger Figueroa, afirmó el martes a Unión Radio que alrededor de 30 % de la producción de leche se perdió como consecuencia del apagón general que impidió su refrigeración.

“La leche debe estar fría. Como el apagón fue generalizado, y las plantas no han podido soportar esa cantidad de horas, hemos perdido leche. Estamos hablando de un 30 o 35 por ciento”, dijo Figueroa.

Añadió que cada vez se le hace más difícil a la industria pagarles a sus trabajadores cada viernes, como se acostumbra, porque no consigue la cantidad de dinero suficiente, unos 18 mil millones de bolívares semanales (total de la nómina lechera), hasta tanto se vendan los productos. Aseguró que han solicitado ayuda a los entes ministeriales y que hasta el momento han recibido apoyo únicamente con el suministro de combustible.

Los saqueos que afectaron comercios como Makro, Centro 99, Farmatodo, Bonanza, Paga Poco, Pepsi Cola, UPACA, Supermart, farmacias y centros comerciales generan consecuencias que se verán en los próximos meses, según indica Carlos Larrazábal, quien preside Fedecámaras, que agrupa a diferentes gremios empresariales de Venezuela, conformada por empresarios de todos los sectores económicos del país.

“Estuvo bajo la vista de los funcionarios de seguridad y ahora los ciudadanos que participaron en esos eventos, y lamentablemente también los que no, van a pagar las consecuencias de una recuperación económica que no va a ser rápida porque el sector industrial venezolano y el músculo que hay ahorita no es el mismo de la época del Caracazo y había un sector industrial sólido y diversificado”, concluyó Larrazabal. Para él, la solución sería que el Estado ejecute planes de contingencia lo suficientemente contundentes para resarcir los daños materiales.

Foto principal: EFE

Sobre el autor

Maria Victoria Rodríguez

Maria Victoria Rodríguez

Deja un comentario