Diáspora

Reportan más de mil venezolanos detenidos por agentes de migración de Estados Unidos

Referencial
Mary Cruz Finol
Escrito por Mary Cruz Finol

Damarys Rangel, abogada venezolana especializada en derechos humanos, destacó la detención de 1.200 venezolanos por parte de autoridades migratorias de Estados Unidos al intentar ingresar al país, según las cifras manejadas por la embajada.

En entrevista exclusiva con Mariana Reyes de TVVenezuela, Rangel indicó que de los números manejados por la entidad consular, 103 han acudido a ella para afrontar su situación. Señaló que actualmente cuentan con una mesa de trabajo en conjunto que la embajada de Venezuela ante los EE. UU., mediante la cual se mantiene un enlace directo con el ICE (Servicio de Inmigración y Control de Aduanas).

Hoy día hay un funcionario de ICE que le colabora a la embajada dentro de algunos límites legales (…) Los venezolanos siguen detenidos pero por lo menos está la presencia de un diplomático que los está representando”, declaró Rangel al tiempo que puntualizó la labor de la delegación que, en sus palabras, “no dejaría solos a los venezolanos”.

Denuncias

Entre las denuncias de procesos irregulares y malos tratos hacia los venezolanos en EE. UU, destaca el testimonio de Belén Colmenares, esposa de un venezolano detenido.

Contó que ella y su pareja llegaron a la frontera de Reynosa —una de las seis áreas metropolitanas binacionales ubicadas en el área limítrofe entre México-Estados Unidos—, para solicitar asilo político. Sin embargo, no les permitieron el paso pues “no estaban dejando ingresar a venezolanos“. Desde allí los trasladaron a un refugio que ya estaba saturado.

Luego, ante una amenaza de secuestro, narró Colmenares, “se entregaron a la migra”. Allí estuvieron cuatro días. En ese tiempo le concedieron libertad bajo parol, mientras que su esposo fue llevado a Mississippi, más tarde lo transfirieron a Louisiana, donde sigue retenido.

La venezolana puntualiza que a su esposo le aprobaron un parol también, pero después dicho beneficio fue declinado.

Durante su estancia como inmigrante detenida por efectivos migratorios, describió que además de no poder dormir ni bañarse, fueron despojados de todas sus pertenencias: “Solo teníamos una silla de metal, desayunábamos, almorzábamos y cenábamos hamburguesas con agua”.

El 26 de septiembre le negaron el asilo a su marido, quien es un hombre de 62 años diabético e insulina dependiente, condición que no ha sido atendida de la manera adecuada por las autoridades del ICE, lo que ha puesto en peligro la salud de su familiar.

La comida en el centro de detención es muy mala, a base de carbohidratos en su mayoría. Eso le ha producido a él (su esposo) múltiples subidas de azúcar, afectando su vista y los miembros inferiores”, denunció Colmenares a la periodista Reyes. “Los agentes del ICE nos dicen que ellos no pueden hacer nada porque él es un preso, que no está en derecho de exigir nada”.

Colmenares subrayó que los venezolanos que están “huyendo del régimen” son refugiados, y en esa tónica debería tratárseles.

Pese al estrecho y notorio apoyo que ha manifestado la administración de Donald Trump al proceso de “cese de la usurpación” liderado por Juan Guaidó, a quien reconocen como presidente legítimo de Venezuela, en los últimos meses se han presentado situaciones “complejas” que involucra a los venezolanos que intentan solicitar algún amparo en suelo norteamericano.

También podría interesarle leer:

Agencia federal para migrantes es la más impopular de Estados Unidos, según encuesta

Sobre el autor

Mary Cruz Finol

Mary Cruz Finol

Comunicadora Social egresada de la Universidad del Zulia. Estudiante de Lingüística y Enseñanza del lenguaje. Amante de las artes en todas sus presentaciones.

Deja un comentario