Mundo

Refugio de Puente Alto recogerá alimentos para los 86 venezolanos que cobija en Chile

En el refugio de Puente Alto, situado en la región Metropolitana de Chile, se organiza un evento para reunir alimentos no perecederos a beneficio de los 86 venezolanos que allí residen, un lugar que, a lo largo de tres años, ha servido como hogar de transición para más de 400 compatriotas.

Daniel Rincón, venezolano nacido en Maracaibo y director de la casa de abrigo, concedió una entrevista a Papagayo e indicó que se trata de la primera recolección de alimentos para el Refugio de Venezolanos en la Comuna de Puente Alto, que recibe cada vez más personas desde su apertura en 2015, como iniciativa del pastor chileno Bernabé Bazán.

Los alimentos se recibirán este 9 y 10 de marzo en cuatro centros de acopio: Santa Isabel (Santiago centro), en el restaurante El Padrino de la avenida Macul, en el restaurante Góndola entre Balmaceda y Puente Alto, y en One Pizza avenida Condell 1665, desde las 13:00 hasta las 22:00 horas. No se aceptará dinero.

Cada vez llegan más

“Las personas siguen migrando, otros vienen de Perú porque su situación económica no iba tan bien o sufrieron persecución por xenofobia y vienen a Chile en busca de oportunidades”, comenta Rincón, vía telefónica.

El centro de abrigo resguarda a 24 niños, personas de la tercera edad, jóvenes y adultos, quienes pasan allí unos pocos meses mientras consiguen establecerse en el país austral.

“Lo que más nos motiva es ayudar, poder brindar una mano amiga, nuestro aporte, nuestro apoyo. Quien impulsa esto es el pastor Bernabé Bazán, chileno, quien ha tomado el tema de la migración o la diáspora venezolana como algo muy de él”.

Cada domingo, a las 11:00 de la mañana y desde hace tres años, todos se reúnen para hacer un “clamor por Venezuela”, como la nueva familia que son.

El marabino indica que Bazán ha sido un pilar fundamental para recibir a los venezolanos en Chile que no contaban con un sitio al cual llegar.

“La cifra va a aumentar porque todavía hay personas saliendo de Venezuela, otras vienen en camino. Manejo esto porque soy el director y son los mensajes que recibimos a diario”, señala Rincón.

Aunque el refugio tiene un límite para 60 personas, hoy alberga 86. Se ha organizado el espacio, lo más posible, para brindar a todos alimentación y una cama gratuita.

“No llegan para quedarse un año u ocho meses, eso no ocurre. El refugio es un espacio mientras las personas pueden estabilizarse económicamente, tener sus papeles migratorios al día y salir adelante por sí mismos. Habitan de tres a cuatro meses”.

Se busca promover el valor de la responsabilidad para que los venezolanos puedan volar por sí mismos. “Como se ha cumplido un tiempo estimado, se ha recibido a más de 400 personas. Algunas incluso han estado menos tiempo porque se han podido estabilizar más rápido y vienen con sus familias, así que les ha sido un poco menos difícil”, añade Rincón.

Todas las semanas se unen para orar, cantar, intercambiar anécdotas y compartir.

Preparando la jornada

Aunque no se precisa la cantidad de alimentos a recolectar este 9 y 10 de marzo, Rincón espera que sea una cifra suficiente para todas las personas en el refugio y para quienes van camino a él.

“Sabemos muy bien la situación en Venezuela. Aunque estoy lejos, la sigo muy de cerca. Hay venezolanos que llegan a Chile sin nada en sus bolsillos buscando maneras de sobrevivir y estabilizarse para poder ayudar a sus familias, muchos de ellos no tienen dónde llegar. El objetivo es darles el apoyo necesario, un impulso. Por eso nos preocupa su alimentación y que puedan vivir aquí”, resume quien en Venezuela se desempeñó como activista político.

El refugio de Puente Alto se sostiene gracias a donaciones. Se recibe solo comida y ropa. Su cuenta en Instagram es @refugiopuentealto.

Para Daniel, quien lleva siete meses en Chile, lo más importante es “tener siempre un plato que ofrecer”. El alimento del cuerpo y alma no faltan.

Fotos: Cortesía Puente Alto

Sobre el autor

Maria Victoria Rodríguez

Maria Victoria Rodríguez

Deja un comentario