Mundo

Policías de Bolivia toman Gobernación en Oruro y desatan peor crisis política del país

Policías bolivianos desplegaron el viernes una pancarta en el techo de una unidad policial en Cochabamba. Foto: Jorge Abrego / EFE
Redacción Papagayo
Escrito por Redacción Papagayo

El motín policial que inició este viernes en Bolivia contra el presidente Evo Morales ha derivado en la toma de la Gobernación de Oruro. La policía exige ajuste salarial al nivel de las Fuerzas Armadas y la salida de Morales del poder.

Bolivia está viviendo un inicio del fin de semana muy agitado. Evo Morales —cuyo cargo está en disputa tras una polémica reelección con pocos puntos de ventaja— asegura que se trata de un intento de golpe de Estado.

Al grito de “motín policial”, el primer reporte de las declaraciones en rebeldía se produjo en Cochabamba. Logró réplicas en Sucre, Santa Cruz y Oruro, en esta última ciudad con la toma de la Gobernación.

Descartan motín

Por su parte, Yuri Calderón, Comandante Nacional de la Policía, indicó que los uniformados se encuentran acuartelados y no amotinados.

Se aclara a la sociedad civil que los efectivos policiales se encuentran acuartelados y no amotinados como señalan algunos medios de comunicación”, afirmó el organismo en un comunicado.

En La Paz no se ha declarado expresamente un amotinamiento policial, pero sí hubo repliegues de policías en diferentes unidades.

Simultáneamente, grupos movilizados contra Morales se reunían en las comisarías para solicitarles a los policías que se sumaran a un motín en las nueve capitales departamentales.

Hagan aprobar esa resolución aprobada en Santa Cruz, en su Cabildo, donde nos otorgan la nivelación al 100 % del salario con relación a las Fuerzas Armadas, porque nosotros somos una institución que siempre ha estado al lado del pueblo”, afirmó un uniformado encapuchado con un altavoz en mano, según reseñó El Deber.

Además agregó: “Determinamos el desconocimiento y destitución inmediata del comandante general y de todo su estado mayor, el cambio del coronel Alexander Rojas, comandante de Sacaba, del director de Tránsito, por ser los superiores que han negado nuestra dignidad institucional, al ponerse al servicio de un partido de Gobierno. Somos independientes, no políticos, nos debemos al pueblo”.

Peor crisis política

Bolivia enfrenta una grave crisis política luego de los comicios generales del 20 de octubre, que declararon ganador a Morales, en medio de los reclamos de fraude que lidera la oposición.

Van más de 19 días de protestas, movilizaciones, un paro nacional indefinido, tres personas fallecidas y más de 383 heridos según la Defensoría del Pueblo.

La exigencia inicial era que se efectuaran nuevas elecciones o se realizara una segunda vuelta. Ahora, ciudadanos y policías piden la renuncia de Morales.

Sin embargo, este viernes, Morales volvió a afirmar que no piensa renunciar porque cuenta con la legitimidad de haber ganado las elecciones e insistió en llamar a sus partidarios a “defender el proceso de cambio”.

Convoco a nuestro pueblo a cuidar pacíficamente la democracia para preservar la paz y la vida como bienes supremos por encima de cualquier interés político. La unidad del pueblo será la garantía para el bienestar de la patria y la paz social”, escribió Morales en su cuenta Twitter.

Asimismo, el ministro de Defensa, Javier Zavaleta, aseguró que no se tiene previsto movilizar a las Fuerzas Armadas.

Hasta el momento han muerto al menos tres personas en enfrentamientos y protestas.

Con información de BBC Mundo y EFE

Sobre el autor

Redacción Papagayo

Redacción Papagayo

Deja un comentario