Diáspora

Piden ayuda: Repatriar cuerpos de 5 venezolanas fallecidas en México cuesta UDS $ 15.000

Cortesía

Dos adultas, una adolescente y dos niñas venezolanas murieron en un accidente vial, el sábado 23 de noviembre, en Hermosillo, México.

Buscaban llegar a Estados Unidos para solicitar asilo. Pero una gandola les quitó la vida en la carretera federal 15, tramo Santa Ana Nogales, en Magdalena de Kino.

Formaban parte de una misma familia. Eran oriundas del estado Aragua. Cuando residían en Venezuela, vivían en la urbanización El Lago, sur de Maracay.

Sus nombres eran: Jessy Alejandra Pacheco Sevilla (34), Berkaiber Nazaret Brea Rivas (20), Bárbara Alejandra Abad Pacheco (15), Valentina Alejandra Pérez Pacheco (11) y Abby Shopia Pacheco Brea (1).

Foto: Agencias

El accidente ocurrió a la 1:30 de la mañana, en el kilómetro 186, cuando las venezolanas se desplazaban del aeropuerto de Hermosillo en un taxi, sedán marca Nissan, tipo Versa, modelo 2012, conducido por Yosgui Guadalupe Martínez, quien también falleció.

Entre el dolor y el impacto de la noticia, los familiares en Venezuela se comunicaron con una embajada de su país en México. La intención era conseguir apoyo para repatriar los cuerpos. Pero el costo es de USD $ 15.000 y la embajada aseguró no poder ayudar.

Frank Alejandro Pacheco Sevilla, familiar de las víctimas, escribió una carta abierta en la que pidió ayuda.

Foto: Agencias

Empresa no se responsabiliza

La empresa Blue Propane, que ofrece servicios de distribución de gas en los estados Sonora, Sinaloa y Baja California Norte, sería la propietaria de la gandola involucrada en el siniestro.

Según la información que maneja la periodista venezolana Gregoria Díaz, la compañía no se ha hecho responsable del accidente.

Al parecer, la familia recibió una llamada por parte de una aseguradora mexicana que luego no dio más respuesta.

Quienes deseen colaboran con la causa, pueden hacerlo a través de la campaña en #Gofundme que busca reunir dinero para acercarse al monto de USD $ 15.000, el costo de la repatriación.

El nombre de la campaña es Un Granito para que mis Angelitos vuelen alto y lleva, hasta el momento, una tercera parte del monto necesario para cubrir el costo del proceso que permitiría entregar los cuerpos a los familiares para su última despedida.

Sobre el autor

María Victoria Rodríguez

María Victoria Rodríguez

Lic. en Comunicación Social, mención Desarrollo Social. Bilingüe. Profe de Géneros Periodísticos. Amo los temas sociales, el derecho internacional y la fotografía.

Deja un comentario