Mundo

Papa Francisco compara la pederastia con los sacrificios a seres humanos

Al término de la cumbre sobre pederastia, celebrada en el Vaticano, el Papa Francisco comparó los abusos sexuales que algunos sacerdotes cometen contra menores de edad con las prácticas religiosas “castigadoras” del pasado, cuando se efectuaban sacrificios y se ofrecía la vida de seres humanos.

Indicó que casi 85 millones de niños son víctimas del poder y de distintas formas de abuso, debido a que hay adultos por encima de ellos. “Los niños soldado, los menores prostituidos, los niños malnutridos, los niños secuestrados y frecuentemente víctimas del monstruoso comercio de órganos humanos, o también transformados en esclavos, los niños víctimas de la guerra, los niños refugiados, los niños abortados y así sucesivamente”.

En cuanto a los abusos sexuales, comentó: “Me trae a la mente la cruel práctica religiosa, difundida en el pasado en algunas culturas, de ofrecer seres humanos -frecuentemente niños- como sacrificio en los ritos paganos”, y reiteró que la Iglesia se compromete a combatir ese fenómeno con “la máxima seriedad”.

Ante los líderes de las 114 conferencias episcopales de todo el mundo, secretarios de congregaciones, obispos y cardenales reunidos en la Sala Regia del Vaticano, el Sumo Pontífice reafirmó que si se comprueban casos de pederastia en la Iglesia, ese caso será afrontado “con la máxima seriedad”, por ser, en sí mismo, una “monstruosidad”. Aseveró que todo abusador es una “instrumento de Satanás”, dado porque la Iglesia está frente a una manifestación del mal “descarada, destructiva y agresiva”.

Según indicó durante el encuentro, la Iglesia está comprometida a aplicar las estrategias de las organizaciones internacionales, entre la ONU y la Organización Mundial de la Salud (OMS), para erradicar la pederastia.

“No se puede comprender el fenómeno de los abusos sexuales a menores sin tomar en consideración el poder, en cuanto estos abusos son siempre la consecuencia del abuso de poder, aprovechando una posición de inferioridad del indefenso abusado”, afirmó.

Para finalizar, afirmó: “Ante tanta crueldad, ante todo este sacrificio idolátrico de niños al dios del poder, del dinero, del orgullo, de la soberbia, no bastan meras explicaciones empíricas; estas no son capaces de hacernos comprender la amplitud y la profundidad del drama”.

Foto: Aciprensa

Sobre el autor

Maria Victoria Rodríguez

Maria Victoria Rodríguez

Deja un comentario