Diáspora

Nuevo contingente en Roraima recibirá a los venezolanos que ingresan por el norte de Brasil

Foto: Akemi Nitara / Odia
Redacción Papagayo
Escrito por Redacción Papagayo

Este jueves se celebró la ceremonia de despedida y la preparación operativa del personal del VII Contingente de la Operación logística humanitaria “Bienvenida”, que continuará funcionando en Roraima para recibir a migrantes venezolanos.

La operación comenzó en marzo de 2018, con una rotación del contingente militar entre los comandos regionales del Ejército para trabajar en Pacaraima, Boa Vista y Manaus. Así reciben a quienes ingresan a Brasil desde la frontera norte.

Los 600 hombres y mujeres en el área del Comando Militar del Este se han preparado durante dos semanas para realizar diversas funciones. Destacan la seguridad fronteriza, planificación de campamentos, emisión de documentos y asistencia a agencias humanitarias internacionales que trabajan allí.

El jefe de gabinete de esta fase de la operación, el coronel Carlos Cinelli, explicó que el propósito de la misión es “aliviar el sufrimiento de estas personas”. Además, en la medida de lo posible, se busca “incluirlos en el orden legal y laboral brasileño”.

Ayuda humanitaria

Cinelli comentó que desde el inicio de la llamada Operación Bienvenida les ha “preocupado” proteger a los venezolanos, ofrecer ayuda humanitaria y “expandir” el esfuerzo e internalizarlo a otros estados de Brasil.

Va desde la reunión familiar, es decir, desde el inmigrante que llegó temprano y que ahora viene su familia, hasta conseguir ofertas de trabajo señalizadas”, dijo.

Sílvia Sander, asistente senior de protección de ACNUR en Brasil, recordó que la agencia fue la primera en llegar a Roraima para responder a la crisis venezolana en junio de 2017. Así inició conversaciones con el Gobierno federal y el Ejército para establecer la operación.

La respuesta brasileña se considera una de las mejores de la región, debido a la sinergia de esfuerzos. El apoyo del Ejército, especialmente en términos de logística y cooperación en todas las etapas de la Operación Bienvenida, es crucial”, explicó.

Los tres ejes de la operación son la gestión de fronteras, el refugio y la interiorización. Estos “se han exportado como una buena práctica a nivel regional en las Américas y el mundo”.

Según Silvia, ACNUR estima que en los últimos años, más de 400.000 venezolanos han ingresado a Brasil. Algunos han viajado a otros países, como Argentina y Chile. Otros permanecen en su país vecino.

La mayoría están represados ​​en Roraima, donde tenemos un número fluctuante. Actualmente hay unos 6.700 refugiados en Pacaraima y Boa Vista y otros 3.000 viven en viviendas precarias en Boa Vista”, señaló.

Con información de Odia

Sobre el autor

Redacción Papagayo

Redacción Papagayo

Deja un comentario