fbpx
Diáspora

Migrantes venezolanos sin visa ingresan a Ecuador por trochas y con pagos en dólares

EFE
Mary Cruz Finol
Escrito por Mary Cruz Finol

Los cercos burocráticos no son infalibles. La medida asumida por el Gobierno de Lenín Moreno el pasado 26 de agosto para legalizar el ingreso de venezolanos al Ecuador, no ha frenado totalmente la migración desordenada.

Tras casi cinco meses de haber aprobado el Decreto Ejecutivo 826 que inició un proceso de regularización con visas temporales humanitarias de excepción por razones humanitarias, —después del 26 de agosto—, no ha impedido por completo el paso de los criollos al país meridional.

De acuerdo con la medida firmada por el presidente ecuatoriano, se exige una segunda visa humanitaria de corta permanencia, a la que pueden acogerse los venezolanos que viven en Ecuador, pero que no cuentan con documentos migratorios en regla. A esta visa también pueden acogerse quienes llegaron hasta el 26 de julio, que no han infringido las leyes locales.

Pese a estas medidas, hay extranjeros que no cuentan con los documentos y optan por entrar por caminos de segundo y tercer orden, ríos y trochas para superar la frontera pagando dinero y arriesgando sus vidas.

Trasladan a los extranjeros caminando o en camiones y camionetas, desde Ipiales hasta las poblaciones de Julio Andrade y San Gabriel, ubicadas a 20 km y 40 km de la frontera. Una vez en estas ciudades, los migrantes venezolanos abordan unidades de transporte interprovincial o intracantonal para burlar los controles migratorios que operan en el sur de Tulcán, La Paz y Mascarilla, en el límite entre Carchi e Imbabura.

Esta situación ya la habría advertido el director de Migración Colombia, Christian Krüger Sarmiento, quien aseguró que esta exigencia no frenaría el flujo migratorio.

La autoridad del país que también comparte frontera con Venezuela y Ecuador señaló que cuando hay un fenómeno migratorio como el venezolano, “el visado no disminuye la migración. Lo único que genera, y así lo hemos visto, es que se presente una migración irregular”.

Leo Rodríguez, oriundo de Maracaibo, dijo que se arriesgó con su familia a ir por la ruta Mira-Mascarilla, donde los buses que provienen de los cantones Mira y Espejo no son revisados minuciosamente.

Rodríguez dijo en entrevista con el diario ecuatoriano El Comercio, que pudo ingresar al Ecuador por la parroquia fronteriza de Urbina y fue trasladado a Julio Andrade, luego de pagar de 25 dólares por cada uno de los miembros de su familia: “Sabemos que estamos haciendo algo irregular, pero no tenemos opción”, aseguró el migrante venezolano.

Con información del diario El Comercio.

Ecuador permitirá tránsito de venezolanos con visa para un tercer país

Sobre el autor

Mary Cruz Finol

Mary Cruz Finol

Comunicadora Social egresada de la Universidad del Zulia. Estudiante de Lingüística y Enseñanza del lenguaje. Amante de las artes en todas sus presentaciones.

Deja un comentario