Es Noticia Nacionales

Jóvenes impulsan suplemento nutricional hecho con materia prima venezolana

VOA
Redacción Papagayo
Escrito por Redacción Papagayo

Desde hace poco más de cinco meses, cinco jóvenes venezolanos pusieron manos a la obra para buscar soluciones a la desnutrición infantil en el país, enfocados en el proyecto “Alimentando el Futuro con Maní”, un emprendimiento con visión social con el que esperan beneficiar a miles de niños dentro de unos meses.

Luego de haber analizado trabajar con base en cereales como arroz o maíz, optaron por el maní, no solo porque se puede producir masivamente en Venezuela, sino debido al éxito que ha tenido un proyecto similar implementado por una trasnacional francesa en África.

Simón Canelón, co-fundador de “Alimentos Masacua”, detalla el trabajo que adelantan en el suplemento nutricional, hecho con materia prima local, para combatir la desnutrición infantil y además reimpulsar la producción agrícola en Venezuela.

De acuerdo con Canelón, los estados Monagas y Anzoátegui al oriente del país, “llegaron a ser los principales productores de maní en Latinoamérica en los años setenta”, pero ante la realidad del país, se pasó de 70.000 hectáreas producidas a tan solo 300.

La reactivación es un proceso complicado sobre todo por la falta de inversión. Si tenemos maní aquí en Venezuela, vamos a poder producir el suplemento de forma masiva” agregó.

Actualmente buscan fuentes de financiamiento, pues tal y como relatan los creadores del proyecto, la banca privada no está otorgando los recursos que el sector agrícola requiere para su desarrollo.

Estamos buscando los recursos y los apoyos, es una cuestión de buscar soluciones para la desnutrición infantil. Esta fórmula ha sido probada en África y el 95 % de los infantes han salido de la desnutrición en 3 meses”, explica Canelón.

El proyecto contempla que organismos internacionales como UNICEF hagan pruebas piloto para determinar si el producto podrá ser “masificado”.

Jiselle Samaan, directora de planificación de “Alimentos Masacua”, sostiene que buscan incentivar a nuevos productores a que siembren maní, a través de un programa de formación para garantizar que haya “una generación de relevo”. También señala que con el sistema de negocios han levantado los fondos de la primera fase “para garantizar la materia prima para la segunda fase que es de prototipo y de validación técnico”, afirma Samaan.

Los jóvenes aspiran poder atender en principio a 1.000 niños diariamente en un periodo de tres meses, hasta lograr a llegar a 30.000 suplementos diarios y llegar a concretar la cifra de 120.000 niños atendidos en un año.

Consultada sobre cómo ha sido emprender en medio de la crisis que actualmente vive Venezuela, Samaan sostiene que no ha sido fácil, pero insisten en que generar sensibilidad social y hacer “algo por el país” tiene más fuerza.

Como jóvenes venezolanos queremos ver el futuro próspero y este es un proyecto para que nuestros amigos se unan y se queden en el país, es una oportunidad para seguir emprendiendo en Venezuela y que no nos tengamos que ir de nuestro país”, sostiene Samaan.

Los responsables de la iniciativa que busca aportar soluciones a la crisis que enfrenta el país en materia de alimentación son egresados de la Universidad Central de Venezuela, en el área de ciencias económicas y sociales (Internacionalista,  Samaan) como de ciencias políticas (Politólogo, Canelón), por lo que conocen sobre historia, planificación y ejecución de políticas públicas.
Los profesionales resaltan que la principal preocupación pública en la que han centrado su emprendimiento, es en garantizar la seguridad alimentaria a través de la agricultura: “Por eso somos jóvenes emprendedores y visionarios que seguimos apostando a Venezuela”.
Con información de VOA Noticias y 2001.

Sobre el autor

Redacción Papagayo

Redacción Papagayo

Deja un comentario