fbpx
Diáspora

Huracán Dorian amenaza la economía de los migrantes venezolanos

Héctor Daniel Brito

La fuerza de un huracán puede medirse a través de la escala de Saffir-Simpson, pero estudiar sus consecuencias es mucho más complejo.

Dentro del universo de efectos que pueden tener sobre un territorio, los desastres naturales repercuten en la vida de las personas, entre ellos, los migrantes.

La diáspora venezolana

La isla caribeña San Martin aún no se recupera del torbellino Irma, uno de los más potentes en la historia de la región. Miles de vidas cambiaron a partir de 2017.

Aún con este antecedente, Alberto Pérez, oriundo de Santa Ana de Coro, estado Falcón, decidió emigrar hasta ese destino luego de pasar una temporada en Aruba.

Huir de la crisis venezolana fue mucho más premeditado que evaluar algún fenómeno meteorológico y “poco probable”. En cambio, el mayor riesgo no se relaciona con la “temporada de huracanes”, sino con su situación migratoria y los momentos en los que no puede trabajar.

En Venezuela, su esposa y dos hijas dependen en gran medida de lo que reciben de él. Pérez sostiene que su estatus migratorio es irregular, pero acepta ese riego a cambio de no volver al país del “bolívar devaluado”.

Mensualmente, envía 400 dólares a su familia, mientras él logra ganar 1.020 dólares, aproximadamente, durante sus jornadas de trabajo.

Reuters

Isla San Martin durante el fenómeno Irma

Ese miedo se hizo realidad cuando hace algunas semanas su trabajo como soldador en una empresa de construcción cesó por normas de seguridad ante la amenaza meteorológica.

Pese a que la isla no fue una de las más impactadas esta vez, volver a su trabajo ha sido un desafío. Más de dos semanas sin trabajo y la garantía nula de saber si regresará al puesto que ocupaba anteriormente lo han mantenido expectante. Es también un golpe a su bolsillo y al de los suyos.

Dorian rumbo a Florida

Con Dorian, las sombras de huracanes anteriores vuelven a salir. El huracán Dorian tocó tierra en las Bahamas este domingo 2 de septiembre como una tormenta de categoría 5.

Con sus vientos de 185 mph (cerca de 300 km/h), se arrastra lentamente hacia el noroeste. Además, es oficialmente uno de los fenómenos más poderosos de la historia reciente.

Ante su paso lento y destructivo, Carlos Vecchio, embajador de Venezuela ante los Estados Unidos, instó a los venezolanos que residen en Palm Beach a evacuar las zonas.

Además, Marco Rubio, senador por el estado de Florida, informó que los refugios públicos abrirán este lunes 2 de septiembre.

“Se ordenan evacuaciones del condado de Martin para todas las islas de barrera (Isla Hutchinson e Isla Júpiter), Punto de Sewall, casas móviles y casas en áreas bajas a partir de la 1:00 pm de hoy. Son 6 los refugios que abrirán hoy a la 1:00 pm”, precisó Marco Rubio.

No se trabaja

La cifra millonaria de lo que se ha llevado Dorian aún no se define, además, casi nunca toma en cuenta la cantidad de dinero que no se pudo producir; clave sobre todo para los migrantes.

El número de refugiados y migrantes de Venezuela ahora ha alcanzado los 4,3 millones y crece día a día, reveló Eduardo Stein, Representante Especial de Acnur para los refugiados y migrantes venezolanos.

Asimismo, los migrantes venezolanos impulsaron el alza de las remesas en América Latina al enviar unos $3.471 millones al país durante 2018, de acuerdo con un estudio de Diálogo Interamericano, elaborado a partir de encuestas en los principales países destino de la diáspora.

“Si no se trabaja no se come… Y quienes enviamos dinero a Venezuela, sabemos que cada número cuenta”, asevera Pérez.

Foto: El Sonajero

Sobre el autor

Héctor Daniel Brito

Héctor Daniel Brito

Reportero de Papagayo News

Deja un comentario