Mundo

Hospital de Santander invierte 7.000 millones de pesos en atención de venezolanos

Con sus 90 camas del área de Emergencias, el Hospital Universitario de Santander (HUS) recibe hasta 160 pacientes cada día, según calcula Julián Niño, gerente del centro asistencial. Muchos de ellos son migrantes y la mayoría procede de Venezuela.

Los viajeros llegan con enfermedades en estado avanzado por no contar con un tratamiento constante en su país de origen y en el caso de quienes proceden de la tierra del Salto Ángel, la inversión para su atención es de unos siete mil millones de pesos.

De esa cifra, el Ministerio de Salud y Protección Social de Colombia solo ha retribuido 1.000 millones hasta el momento, de acuerdo con los datos que el encargado del hospital indicó a El Tiempo este lunes.

Niño asegura que la suma incrementa: “Esa población está aumentando la demanda de servicios de salud. Es una población que viene muchas veces sin ningún tipo de atención en otros países y esto implica que llegan con una alta carga de enfermedad, a diario llegan con problemas de ortopedia, traumas, cirugías o problemas crónicos”, dijo.

Según proyecciones de la Personería de Bucaramanga, en la capital santandereana hay 19.000 migrantes venezolanos. La última encuesta del Registro Administrativo de Migrantes Venezolanos en Colombia, efectuada del 6 de abril al 8 de junio de 2018, confirma que más de 11 mil 300 familias residen en el departamento del César. La demanda sobrepasa el 180% de la capacidad del Hospital Universitario de Santander.

Atención médica obligatoria

Durante el foro ‘Perspectiva de la Calidad en Atención en Salud en Colombia’ realizado en la Universidad de Santander (Udes), Olga Lucía Giraldo, directora de Calidad del Ministerio de Salud y Protección Social de Colombia, afirmó que en ese país se han atendido más de 900 mil venezolanos y recalcó que quienes no los atiendan con dignidad serán sancionados.

“El sistema de salud cuenta con un método sancionatorio para los casos específicos y puntuales que se presenten. Por parte de la Superintendencia Nacional de Salud se hará la intervención correspondiente para sancionar a quienes se nieguen a prestar el servicio de salud a la población venezolana”, enfatizó Giraldo.

Según cifras del Instituto de Salud de Bucaramanga (Isabu) en el 2018 se realizaron 276 partos de mujeres venezolanas, para los cuales el municipio invirtió 509 millones de pesos, 537 mujeres están actualmente en control prenatal y se practicaron más de 7000 pruebas de embarazo.

La directora de calidad del Ministerio de Salud, Olga Lucia Giraldo, aseguró que en Colombia se cuenta con un sistema sancionatorio para quienes no ofrecen una atención integral en salud y que no debe haber discriminación para la atención a migrantes venezolanos que tienen derecho a ser bien atendidos y tienen derecho a encontrar respuesta a sus expectativas como paciente en condición vulnerable.

Foto: Caracol

Sobre el autor

Maria Victoria Rodríguez

Maria Victoria Rodríguez

Deja un comentario