fbpx
Diáspora

Grupo interreligioso exige garantías de protección en retornos de venezolanos

Carlos Eduardo Ramírez / Reuters
Redacción Papagayo
Escrito por Redacción Papagayo

Como respuesta a la demanda bíblica de “tratar al extranjero como uno nacido entre nosotros” (Levítico 19:33-34), comunidades de fe y organizaciones de la sociedad civil  de la región —comprometidos con los los migrantes y refugiados— exigieron a los presidentes de América Latina que se garantice la protección y la atención humanitaria de estas personas durante los retornos que han emprendido hacia sus países de origen.

A través de un comunicado, firmado por más de 250 representantes religiosos de diferentes denominaciones y ONG de venezolanos, respaldaron las medidas sanitarias tomadas por  los gobiernos para disminuir el impacto de la pandemia.

No obstante, como reseña MigraVenezuela, afirmaron que comprenden el deseo de muchas familias migrantes, que a pesar de poner en riesgo su salud y la difícil situación que encontrarán en Venezuela están decidiendo retornar a su país de origen por no encontrar otra alternativa de sobrevivencia.

Y ante ello solicitan: cumplimiento del tránsito de personas entre países que garantice  la protección y atención humanitaria durante ese tránsito.  “Para ello es necesario la implementación de corredores humanitarios que permitan  llegar a las fronteras a miles de retornantes ya en camino”.

Para subsanar los efectos de la pandemia en la población migrante poponen acondicionar casas refugios o campamentos humanitarios que ofrezcan las medidas sanitarias para que los extranjeros refugiados permanezcan durante la cuarentena o en etapa de distanciamiento social.

Claman asistencia integral para niños, niñas, adolescentes y adultos vulnerables que pernoctan en los  pasos o puentes fronterizos y que están expuestos al contagio y otro tipo de riesgos. Además piden la implementación de protocolos transfronterizos que protejan a los niños, niñas y adolescentes que podrían ver víctimas de tráfico humano y explotación sexual.

En este sentido, piden una coordinación directa con las delegaciones consulares de los países de retorno para que cumplan con sus ciudadanos  e implementen los vuelos humanitarios que prioricen  a los más vulnerables.

Por último, representantes de las comunidades cristianas y católicas rechazaron que en este contexto se politice la crisis migratoria y se clasifique a la población entre nacionales y no nacionales con discursos y narrativas xenofóbicas y discriminatorias generadas por autoridades o entes estatales.

Sobre el autor

Redacción Papagayo

Redacción Papagayo

Deja un comentario