Diáspora

Envían a solicitantes de asilo en EE. UU. a “esperar” en ciudades violentas de México

AP
Redacción Papagayo
Escrito por Redacción Papagayo

Personas en busca de asilo que cruzaron la frontera por Arizona (EE. UU.) fueron enviadas el viernes a Texas para de allí remitirlas a México, donde aguardarán sus audiencias en las cortes de inmigración de Estados Unidos. Esta práctica se aplicará en toda la frontera, dijo un funcionario estadounidense.

Las autoridades federales planean enviar un autobús diario de Tucson a El Paso, mientras examinan puntos fronterizos en Arizona que podrían acondicionarse para recibir a quienes tengan audiencias en el lado estadounidense.

Así aseguró un funcionario a The Associated Press. La fuente pidió que no se revelara su nombre porque no han autorizado dar a conocer la información.

A los solicitantes de asilo que cruzan la frontera en el oeste de Arizona, en las cercanías de Yuma, los trasladan en autobús a Calexico, California. Luego los devuelven a México. Las audiencias a las que se tienen que presentar se llevarán a cabo en San Diego.

Arizona era el único estado con una frontera muy transitada donde no se había aplicado el programa. A este plan, coloquialmente le llaman “permanecer en México”. Oficialmente se conoce como Protocolos de Protección de Migrantes.

Devueltos a México

Autoridades estadounidenses devolvieron a más de 55.000 solicitantes de asilo a México en nueve meses. Esto, luego de que el plan se empezara a aplicar en San Diego en enero. Posteriormente se aplicó en Calexico y en El Paso, Laredo, Eagle Pass y Brownsville, en Texas.

Aunque los arrestos en la frontera han disminuido después de que en mayo alcanzaron su mayor nivel en 13 años, en el corredor de Tucson ha ocurrido lo contrario.

Las detenciones que efectúa la Patrulla Fronteriza en el sector de Tucson aumentaron 55 % de agosto a octubre. Así se convirtieron en la segunda ruta más transitada después del Valle del Río Grande.

La Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza dijo que el programa ya está “operando totalmente” en toda la frontera. Los mexicanos están exentos de él.

Denuncias de violaciones y secuestros

“Funciona y es un factor que revolucionó la manera de afrontar la actual crisis fronteriza”, afirmó Chad Wolf, secretario interino de Seguridad Nacional, en un tweet el viernes.

Los críticos dicen que a los solicitantes de asilo se les envía a ciudades fronterizas mexicanas extremadamente violentas. Además argumentan que se les niega un trato imparcial en los tribunales de inmigración de Estados Unidos.

Human Rights First, un grupo activista que ha criticado el programa, dijo en un informe, el mes pasado, que había más de 340 reportes públicos de violación, secuestro, tortura y otros delitos violentos contra los solicitantes de asilo devueltos a México.

A los que desean obtener asilo y que hayan cruzado en Arizona se les hará esperar en la ciudad fronteriza mexicana de Ciudad Juárez para que acudan a audiencias judiciales en El Paso.

A expensas de los contribuyentes, con esta decisión se transportará a la gente que desea obtener asilo en Arizona más de 300 millas (480 kilómetros) a una ciudad mexicana peligrosa, donde es difícil tener acceso a servicios legales y donde pocas personas cuentan con el respaldo de sus familias y sus comunidades”, dijo Katie Sharar, directora de comunicaciones en la Iniciativa Kino para la Frontera.

Un panel de tres jueces de la Corte Federal de Apelaciones del Noveno Circuito está sopesando un intento por bloquear temporalmente el programa durante una impugnación legal.

Hasta ahora, no se saben los resultados o la decisión final.

Con información de AP

Sobre el autor

Redacción Papagayo

Redacción Papagayo

Deja un comentario