Diáspora Política

Enviada de Guaidó en Cúcuta admite que aún se deben más de 44.000 dólares a hoteles de Cúcuta

Blu Radio
Redacción Papagayo
Escrito por Redacción Papagayo

La enviada de Juan Guaidó en Cúcuta, Rossana Barrera, designada junto a Kevin Rojas para gestionar el hospedaje de militares desertores venezolanos, negó en una entrevista para Blu Radio la desviación de fondos, pese a que actualmente se desarrolla una investigación por malversación y corrupción.

En entrevista con el medio colombiano, Barrera admitió que ella y Rojas “recibieron 99.110 dólares“, provenientes solo de donaciones de empresarios colombianos, colombo-venezolanos y venezolanos que hacen vida en el país cafetero. Sin embargo, confirmó lo denunciado en la publicación del periodista Orlando Avendaño en PanamPost, con respecto a que “se estarían debiendo más de 44.000 dólares a los hoteles de Cúcuta” destinados al hospedaje de militares.

En palabras de Barrera, una arquitecta colombo-venezolana, el reciente escándalo que la implica en una supuesta malversación de fondos, es una nueva jugada de Nicolás Maduro para manchar la lucha de la oposición venezolana.

Sobre la publicación en cuestión, Barrera aseguró que Avendaño cayó en la trampa de Maduro y la “inteligencia castrochavista, que se vale de cualquier medio” para ensuciar la labor de Guaidó:

El artículo tiene todo que refutarle, no es información verdadera. Respeto el trabajo periodístico, pero considero que hubo una falta, él nunca recurrió a mí para verificar la información. Nos hace pensar que él también cayó en la trampa, creemos que estamos contra la inteligencia castrochavista, que se vale de cualquier medio para llegar a estos fines”, aseguró.

Rosana Barrera resaltó que no hubo “en ningún momento” apropiación de fondos destinados para atender a los militares desertores.

Sin embargo, aclaró que los recursos en cuestión no eran públicos, por el contrario, dichas ayudas eran obtenidas gracias a donaciones de empresarios que buscaban suplir los gastos básicos de quienes antes eran ayudados por el Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR):

A partir del 9 de marzo iniciamos con una contingencia diferente, porque ACNUR ya no tenía más recursos, nos hicieron saber que no podían recibir a más personas”, explicó, haciendo referencia a que desde ese momento entró su labor.

Barrera afirma que la cifra recibida (99.110 dólares) fue totalmente justificada en las reuniones que se tenían con la embajada, incluyendo facturas y relación de gastos en hoteles y distribución de recursos.

Por otra parte, Barrera aseguró que si existiera malversación de dineros, no se estarían debiendo más de 44.000 dólares en hoteles de Cúcuta, en los que se hospedan los militares a quienes el gobierno Guaidó presta ayuda humanitaria tras su deserción.

Pese a lo declarado, un tema que sí confirmó la delegada fue que existían militares que no eran activos a la hora de recibir ayudas, algo que fue denunciado en polémico artículo que abrió la puerta de la aparente corrupción dentro del gobierno de Juan Guaidó:

Sí había varios militares que no estaban activos, que se habían dado de baja hace algunos años y llegaron allí para ponerse al servicio del presidente Guaidó. No hubo una discriminación entre si eran desertores”, aseguró.

En relación a la solicitud de Guaidó de investigar a fondo si existió o no desviación de recursos, Barrera explicó que ella misma sugirió ser separada de su cargo, teniendo en cuenta que el “nuevo gobierno venezolano” busca desde el principio mostrar transparencia en sus acciones:

Este es un ataque que no es perpetrado hacia mí, a mí ni me nombran, Maduro y ellos hacen acusaciones hacia Guaidó, algo que es mentira. Desde el gobierno tienen total claridad que esto es perpetrado por el régimen y que debemos tener fe en que las cosas van a salir bien. Tengo mi consciencia tranquila de que las donaciones fueron destinadas correctamente”, aseveró Barrera, sobre la decisión del presidente interino sobre su cargo en la delegación.

Asimismo, la enviada negó las acusaciones relacionadas con la ayuda humanitaria podrida en los galpones de las Tienditas, fuertemente asentado en la nota periodísticas.

Lla arquitecta les hizo una invitación a los venezolanos a “no creer en lo que está queriendo llevar el régimen del dictador”, sino que pide que se tenga fe en “la persona que ha cambiado la forma de pensar y despertar la esperanza, que es el presidente Guaidó”.

Con información de Blu Radie.

Sobre el autor

Redacción Papagayo

Redacción Papagayo

Deja un comentario