Diáspora

En Murcia, España, piden incluir a migrantes no regularizados para la vacunación contra el Covid-19

Redacción Papagayo
Escrito por Redacción Papagayo

La Asociación para la Defensa de la Sanidad Pública de la Región de Murcia (España) ha emitido un comunicado para mostrar «plenamente» su apoyo al programa de vacunación universal contra el Covid-19.

El día 21 de diciembre, la Agencia Europea de Medicamentos (EMA) recomendó otorgar una autorización de comercialización condicional de la vacuna BNT162b2 (Pfizer/BioNTech) en mayores de 16 años afirmando que “se dispone de datos suficientemente sólidos sobre la calidad, seguridad y eficacia de la vacuna”.

Su comercialización en Europa y en España bajo el nombre de Cominarty, ha llevado a que el pasado día 27 se hayan iniciado las vacunaciones en residentes y profesionales de residencias en la Región de Murcia. «Ante las controversias, incertidumbres y muchos bulos en relación con la nueva vacuna, la ADSP-RM ha decidido manifestar de forma pública su posicionamiento«, reza el escrito remitido a los medios de comunicación.

El colectivo recomienda a los ciudadanos vacunarse cuando les corresponda, según el orden razonable de prioridad establecido por la Consejería de Salud, «al considerar que los beneficios esperados en términos de salud individual y colectiva superan en mucho los posibles riesgos».

Desde la asociación consideran importante que el programa de vacunación, para ser efectivo: «Incluya a colectivos vulnerables como inmigrantes no regularizados y personas «sintecho», lo que requerirá estrategias específicas de captación».

Los sanitarios recuerda que las medidas universales de distancia, higiene y ventilación van a seguir siendo «esenciales» en los próximos meses. «La vacunación no puede implicar relajación en el cumplimiento de estas recomendaciones (…)»Tampoco los factores socioeconómicos que están «detrás del contagio de colectivos vulnerables van a desaparecer de la noche a la mañana«, añaden.

También creen fundamental que España aliente una estrategia global que permita la vacunación de la población de países en vías de desarrollo, exigiendo a las multinacionales farmacéuticas precios justos de la vacuna, que contemplen tanto el esfuerzo de inversión pública realizado en su desarrollo como la importancia de evitar la especulación comercial con un problema de salud pública mundial que tanto dolor y sufrimiento ha generado.

 

Con información de eldiario.es

Sobre el autor

Redacción Papagayo

Redacción Papagayo

Deja un comentario