fbpx
Política

El TIAR no necesita un “ataque” para ser activado

Héctor Daniel Brito

El Tratado Interamericano de Asistencia Recíproca (TIAR) estuvo integrado, hasta ahora, por 17 Estados, incluyendo Estados Unidos de América, Brasil y Colombia.

El cambio se debe a que Venezuela se convirtió este viernes 16 de agosto en la número 18, de la mano del Parlamento y de la Organización de Estados Americanos (OEA).

Con esta aprobación, Papagayo News le consultó al director de la Organización No Gubernamental Acceso a la JusticiaAlí Daniels, sobre los posibles y venideros escenarios que pueden ocurrir en el país sudamericano a raíz de este anuncio.

Para Daniels no existe un procedimiento claro, pero señala que lo lógico es que el gobierno de Juan Guaidó, titular de la Asamblea Nacional (AN), primero invoque al TIAR y, de esta manera, pueda hacer uso de sus mecanismos. A partir de entonces, se iniciará el llamado “órgano consultivo”, en el que los ministros de cada país (miembros de este tratado) harán deliberaciones.

En teoría, el país que pide auxilio ante la coalición es el  afectado, por lo que la administración liderada por el jefe parlamentario sería la responsable de esta solicitud.

No obstante, antes de tomar decisiones de peso, los canales regulares establecen que antes debe verificarse que se haya agotado todas las vías diplomáticas y los mecanismos de resolución pacífica de conflicto, lo que implicaría una “reunión de consejo” (no sujeta a un número determinado de encuentros) y, una vez que se den por agotadas todas esas medidas, puede procederse a la toma de decisiones.

Asimismo, el representante de la ONG asegura que no existen acciones inmediatas y que, además, no hace falta que haya un ataque en Venezuela para echar mano de este mecanismo, pues en el TIAR se habla de “cualquier situación” que ponga en peligro la soberanía y la independencia de un Estado.

Desde sus inicios, el tratado jamás ha sido activado. Lo más cercano ocurrió cuando estalló el conflicto en las islas Malvinas (Argentina acudió al ente, pero no contó con el apoyo de todo el grupo). Así que no existen antecedentes para saber quiénes ejecutarían alguna solución armada, por lo que se pueden considerar casos paralelos.

Primero, no necesariamente todos los países involucrados deben participar en una hipotética operación militar, pues solo lo harían aquellas naciones que tengan la capacidad económica para actuar. Entonces, solo toca esperar para saber cómo se ponen de acuerdo en pro generar una coalición y establecer los mecanismos de coordinación.

Por último, es complicado este asunto en el caso americano, porque —por ejemplo— los miembros de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN) han actuado en conjunto y cuentan con experiencia, pero cuando aquellos que también participan en esa alianza militar internacional (como EE. UU.) deben actuar solo con fuerzas del continente, deben tomar en cuenta una logística enorme. Y, por ende, quien cuente con más dinero para este fin será quien dirija.

La fórmula a partir de ahora: primero debe invocarse el TIAR para luego establecerse los mecanismos.

Lea también:

Aprobado el TIAR, ¿qué vendría a partir de entonces?

Foto: Eva Marie Uzcategui – Getty Images

Sobre el autor

Héctor Daniel Brito

Héctor Daniel Brito

Reportero de Papagayo News

Deja un comentario