Cultura

El hambre y la violencia en Venezuela se muestran en un museo de España

Cortesía

El hambre y la violencia en Venezuela son unos de los temas que se destacarán en la sala de exposiciones temporales del Museo de la Universidad de Valladolid (MUVA), España.

La vida y muerte en el Mediterráneo, la travesía de un joven gambiano hasta Italia y la supervivencia de mujeres con Síndrome de Sensibilidad Química Múltiple (SQM) protagonizan las instantáneas.

El martes se inauguró la exhibición. Las fotos ganaron el XXII Premio Internacional “Luis Valtueña” de Fotografía Humanitaria.

Para la vicerrectora de Comunicación y Extensión Universitaria, Carmen Vaquero, este “lujo” de muestra, además, se realiza en un momento “pertinente”, debido a “los desafíos de las migraciones forzosas de personas que necesitan asilo y refugio”.

Así, la migración, los refugiados, las guerras, el hambre, la pobreza, los conflictos armados o las enfermedades son algunos de los temas de las más de 3.000 instantáneas.

En la exposición participan más de 380 fotógrafos, de cerca de 71 países.

Los finalistas

De la realidad migratoria, la exposición pasa a los “Crímenes de hambre” en Venezuela en 2018. Así, el fotoperiodista español Ignacio Marín muestra la crisis económica que provocó una “angustia de estómagos vacíos”.

Por otra parte, las instantáneas de César Dezfuli son finalistas. Con el título de “Banjul to Biella”, el madrileño muestra la travesía de Malick, un joven de 19 años que parte de Gambia hasta llegar a Biella (Italia).

Malick superó un largo trayecto en el que cruzó el desierto, fue secuestrado en Libia y rescatado en el Mediterráneo.

Carmen Sayago llama a la reflexión. Conciencia la situación de algunas mujeres afectadas por el Síndrome de Sensibilidad Química Múltiple (SQM). Ellas necesitan de la reclusión para
sobrevivir porque se enfrentan a un “constante peligro invisible”.

Esta propuesta del MUVA abre el curso académico y subraya la labor del Área de Cooperación Internacional.

Sobre el autor

Maria Victoria Rodríguez

Maria Victoria Rodríguez

Deja un comentario