fbpx
Diáspora

El 75 % de los venezolanos en Colombia trabaja en la informalidad, según informe

Referencial
Redacción Papagayo
Escrito por Redacción Papagayo

Sobre la situación laboral de los venezolanos en Colombia se han hecho múltiples conjeturas que, por lo general, provienen de la observación cotidiana del migrante que vende dulces en la calle y en los buses. O del trabajador que presta un servicio en un local comercial.

Pero ahora, el Observatorio del Mercado de Trabajo de la Universidad Externado de Colombia le puso cifras concretas a la situación con el estudio “Panorama laboral de los migrantes venezolanos en Colombia 2014-2019“, presentado este miércoles 26 de febrero en Bogotá, y cuyos resultados publicó el diario El Tiempo, de Bogotá.

Los resultados de la investigación concluyen que, en realidad, el empleo de los migrantes venezolanos en Colombia se ha precarizado. En la actualidad, solo el 25 % tiene un contrato de trabajo, lo cual indica que en su mayoría (75 %) laboran en la informalidad, pese a que llegan a trabajar hasta 50 o más horas semanales en promedio, en comparación con el horario normal promedio del colombianos (44 horas).

Los venezolanos trabajan más horas, pero quedan ocupados por menos tiempo, unos 10 meses al año; en promedio, un mes menos que los colombianos”, indica el estudio.

Menor remuneración

Esto sin contar con que reciben una paga inferior a la de un trabajador colombiano en igual circunstancia. “Si es independiente, recibe 12 % menos que un trabajador colombiano, y si es asalariado le pagan 10 % por debajo de lo que gana un nacional”, dice el estudio.

El estudio también da cuenta de que ha habido un cambio en el tipo de migrantes que llegan al país. En el periodo 2014-2015, cuando apenas empezaba la crisis que disparó el éxodo de venezolanos hacia otras naciones, el 28,4 % de los que llegaban a Colombia tenían educación superior, lo que les permitía ubicarse en trabajos decentes.

Por su parte, las migraciones de los últimos cuatro años han sido preponderantemente de personas que tienen a lo sumo diploma de bachiller. Según el estudio, el 78,1 % de los que llegaron entre julio del 2018 y junio del 2019 tenían formación básica (39,3 %) y secundaria (38,8 %).

No afecta desocupación en Colombia

El documento también muestra la evolución del desempleo entre venezolanos, sin que eso esté presionando la tasa de desocupación en el país.

Mientras que en el 2015 la tasa de desempleo entre los migrantes era de 11,3 %, en el 2019 subió a 15,3 %. Estas cifras, a su vez, permiten establecer que muchos han sido absorbidos por el mercado laboral colombiano, independientemente de ser o no un empleo precario, ya que también cambió la tasa de ocupación: de 56,7 % en el 2015 pasó a 65,1 % en 2018 y de nuevo bajó a 63 % en 2019.

Otra de las realidades del mercado laboral de los venezolanos en Colombia —que, además, se ha mantenido en los últimos años— es que consiguen engancharse pidiendo ayuda a personas cercanas. En el 2019, la cifra fue del 79,4 %, mientras que solo un 15,2 % logró ocuparse enviando hojas de vida a empresas.

¿En qué los emplean?

Según lo hallado en el estudio, si bien al comienzo del periodo de análisis llegaba al país un buen número de empresarios venezolanos, esta afluencia ha ido menguando. En su reemplazo, se aumentó el flujo de migrantes que llegan a vincularse como trabajadores independientes y, en segundo lugar, como asalariados en empresas.

En cuanto a los sectores que los vinculan, en su mayoría se ocupan en el comercio y la hostelería, pero también en la construcción.

Las cifras pasaron de 31,2 % en 2014-2015 a 46,3 % de los ocupados totales entre 2018 y 2019 (comercio) y de 5,9 % a 11,3 % (construcción)”, indica el informe.

En la industria y la agricultura trabajan el 11,6 y el 5,6 %, respectivamente, por lo que Bruce Mac Master, presidente de la Andi, dice que “hay pocas contrataciones industriales”. Y en las que hay, “hemos sido insistentes en que seamos muy estrictos con la formalidad”.

El 57 % de los migrantes están como irregulares en el país

El puente internacional Simón Bolívar es la principal vía terrestre que comunica a Colombia con Venezuela. Los venezolanos atraviesan este puente con niños en brazos, coches y maletas. Buscan llegar a Cúcuta, esperanzados en escapar de la crisis de su país, pero algunos, sin tener un lugar para vivir, se quedan en el puente y viven en cambuches (rancho).

La situación es de tal magnitud que al país han llegado 1.771.237 venezolanos, según datos de Migración Colombia, a corte del 31 de diciembre del 2019. De ellos, el 57 % está de forma irregular, es decir, seis de cada 10 venezolanos ingresaron por pasos no autorizados o trochas o superaron el tiempo de permanencia, y el 42,5 %, de forma regular, pues tienen visa, cédula de extranjería o PEP.

Juan Francisco Espinosa, director de Migración Colombia, aseguró que espera que la tendencia entre el número de ciudadanos venezolanos regulares e irregulares se invierta en los próximos meses a favor de la regularidad.

Y, aunque muchos migrantes atraviesan la frontera por Norte de Santander, 352.431 (el 19,9 %) de los venezolanos que están en el país residen en Bogotá. Las otras ciudades que más los han acogido son Bogotá, Cúcuta, Barranquilla, Medellín y Cali.

En el ámbito departamental, el escalafón lo encabezan Bogotá y los departamentos de Norte de Santander (11 %), Atlántico (9,4 %), La Guajira (9,3 %), Antioquia (8,4 %) y Santander (5,6%).

Los venezolanos que no se quedan en Colombia buscan salidas a otros países fronterizos. La principal puerta para marcharse es el puente internacional de Rumichaca, que es el paso hacia Ecuador. Según Espinosa, hubo una disminución del 20 % respecto al 2018, cuando salieron más de 1.200.000 venezolanos.

Con información de Panorama.

Internacionalista considera que Colombia debe ofrecer a migrantes venezolanos un PEP intemporal

Sobre el autor

Redacción Papagayo

Redacción Papagayo

Deja un comentario