Entretenimiento

Dorian arrasa con propiedades de celebridades tras su paso por las Bahamas

Cortesía
Redacción Papagayo
Escrito por Redacción Papagayo

El recorrido de Dorian por América ha despertado el pánico y la preocupación de muchos, en especial en las Bahamas. Los fuertes vientos y la lluvia dejó caos a su paso, que sería lamentado por, además de los habitantes de la isla del Caribe, personajes como el mago David Copperfield, el actor Johnny Depp y las mismísimas Beyoncé y Mariah Carey, tal y como reseña ABC.

El primer ministro de Bahamas, Hubert Minnis, reconoció que la devastación dejada es extensa y sin precedentes. Los esfuerzos se centraron en salvar vidas más que bienes materiales. Sin embargo, la isla quedó completamente anegada y con cinco muertos (cifra provisional).

En el caso del ilusionista, residente en Musha Cay, vio afectado su enclave privilegiado de 40 hectáreas por el que en su día pagó cerca de 50 millones de dólares. Aunque Copperfield reside aquí de manera permanente, escapó a tiempo del temporal antes de lamentar una desgracia.

Por su parte, Depp, quien se encontraba en Los Ángeles, se hizo con un islote en 2009 que quedó en la carraplana. Tampoco se encontraba ahí para saber la fuerza que llevaba la naturaleza.

Fly Away, el último disco del rockero Lenny Kravitz, fue escrito en las playas de Gran Bahama. Tan en deuda se sintió el intérprete de American woman que fue de los primeros que organizó ayuda para los afectados.

Él ha sido, junto al chef asturiano José Andrés, uno de los primeros en organizar ayudas para los afectados de Dorian.

La isla de Harbour

Uno de los hoteles devastados esta semana ha sido La Palmeraie, en la misma isla de Harbour: un magnifico resort de color rosa donde disfrutar de una de las mejores playas del planeta. Estrellas como Mick Jagger (que posee una mansión en Mustique) o Robert de Niro son huéspedes regulares de este lujoso establecimiento.

En Harbour tiene una de sus casas el billonario Bill Gates, quien abandona de cuando en cuando las calles de San Francisco para disfrutar de su villa durante los meses de verano, al igual que la diseñadora Diane von Furstenberg, la supermodelo  Elle Macpherson y los aristócratas Bill e India Hicks.

Tristemente, las casas históricas del siglo XVIII que quedaban frente al océano han sido arrasadas, entre ellas las del presidente de Revlon, Ron Perelman; el empresario Robert Miller o el CEO de J. CrewMickey Drexler.

La Palmeraie

La televisiva Sofía Vergara se encontraba en Bahamas de vacaciones días antes de la llegada de la tormenta, por lo que decidió escapar en un avión privado con destino a Los Ángeles.

Las noticias sobre el fenómeno climatológico espelucó a los más incrédulos, mientras que en redes sociales se pedía atención y ayuda, en caso de ser necesario, para el territorio insular.

En 2017, el paso del huracán Irma por las calientes aguas caribeñas puso patas arriba las posesiones de Richard Branson (Necker Islan, en las Islas Vírgenes), Oprah Winfrey (Antigua), Bruce Willis (Turcas y Caicos), el mismísimo Donald Trump (St. Martin) o Roman Abramovich (San Bartolomé).

Huracán Dorian llega a categoría 5 y se comienza a sentir en las Bahamas

Texto: ABC (María Estévez)

Sobre el autor

Redacción Papagayo

Redacción Papagayo

Deja un comentario