fbpx
Diáspora

¿Cuál es el cambio radical que promete Biden en materia de inmigración?

Inmigrantes protestan contra la regla final sobre carga pública en EE. UU. Foto: Agencias
Redacción Papagayo
Escrito por Redacción Papagayo

En la frontera sur, Biden se ha comprometido a interrumpir la política de la administración Trump de exigir que los migrantes no mexicanos esperen en México mientras duren sus casos de asilo en Estados Unidos. Sin embargo, no está claro cómo se resolverán los casos de miles de solicitantes de asilo que actualmente esperan en el norte de México y si alguno de ellos será puesto en libertad condicional y se le permitirá continuar sus procedimientos en los Estados Unidos.

La administración entrante también considerará restablecer una iniciativa de la administración de Obama que permitió a ciertos niños en riesgo en Centroamérica solicitar el estatus de refugiado o libertad condicional y reunirse con sus familias en los Estados Unidos si sus padres estaban autorizados a estar en el país, dijo la fuente.

La posible reactivación del programa, junto con el aumento de la ayuda extranjera a Centroamérica, sería parte de un enfoque más amplio de la administración Biden para abordar la migración no autorizada de la región, una tarea diplomática que se le encargó a Biden supervisar durante el mandato del presidente Obama.

El equipo de Biden también está planeando comenzar el proceso de terminar con las reglas de «carga pública» que la administración Trump implementó para denegar tarjetas de residencia y visas de inmigrante a los solicitantes que los funcionarios estadounidenses determinen que dependen, o podrían confiar en el futuro, en beneficios gubernamentales como Medicaid, cupones de alimentos y vales de vivienda de la Sección 8. Debido a que las reglas de 2019 se instituyeron a través del proceso regulatorio, los expertos esperan que su rescisión demore más que la de las directivas presidenciales.

Citando la recesión económica inducida por el coronavirus, Trump invocó su autoridad ejecutiva esta primavera para limitar la inmigración legal y la emisión de visas de trabajo temporales , y esas restricciones aún no se han levantado. 

La administración Trump también ha expulsado a decenas de miles de personas que cruzan la frontera sin autorización, incluidos niños no acompañados, sin audiencias judiciales ni exámenes de asilo a través de una orden emitida por los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC). Si bien la administración Trump ha defendido la política como una basada en la salud pública, exfuncionarios han dicho que fueron presionados para autorizarla.

Biden aún tiene que decir si su administración continuará, alterará o eliminará por completo los límites de la era de la pandemia de Trump sobre visas de trabajo e inmigrantes. La campaña del Sr. Biden prometió que el ex vicepresidente dirigirá a los CDC a revisar la política de expulsiones «para garantizar que las personas tengan la capacidad de presentar sus solicitudes de asilo mientras se aseguran de que estamos tomando las precauciones de seguridad COVID-19 apropiadas».

El presidente electo ha prometido aumentar drásticamente las admisiones de refugiados, alejándose del mínimo histórico de 15.000 puestos establecidos por Trump y elevando el límite a 125.000. Biden también se ha comprometido a otorgar el Estatus de Protección Temporal (TPS) a ciertos exiliados venezolanos en los Estados Unidos para protegerlos de la deportación.

León Rodríguez, quien dirigió el Servicio de Ciudadanía e Inmigración de Estados Unidos (USCIS) durante la presidencia de Obama, dijo que una administración de Biden debería priorizar la revisión de los esfuerzos de Trump para poner fin a las protecciones de TPS para aproximadamente 300,000 inmigrantes de El Salvador, Haití, Nicaragua, Sudán, Nepal y Honduras. En septiembre, un tribunal federal de apelaciones permitió a la administración Trump terminar los programas, pero los beneficiarios de TPS no perderán sus protecciones hasta marzo de 2021.

Jennifer Molina, portavoz de la campaña de Biden, dijo que la administración entrante también creará un grupo de trabajo para ayudar a ubicar a cientos de padres migrantes que fueron separados de sus hijos en la frontera entre Estados Unidos y México en 2017 y 2018 y permanecen inalcanzables. «El presidente electo Joe Biden restaurará el orden, la dignidad y la justicia en nuestro sistema de inmigración. En esencia, su política de inmigración estará impulsada por la necesidad de mantener unidas a las familias«, dijo Molina en un comunicado.

 

Para leer el reportaje completo, ingrese a CBS News

Sobre el autor

Redacción Papagayo

Redacción Papagayo

Deja un comentario