fbpx
Diáspora

Conozca la situación de los migrantes en Argentina durante la cuarentena

Cortesía
Redacción Papagayo
Escrito por Redacción Papagayo

El aislamiento social preventivo y obligatorio fijado por el gobierno de Argentina el 20 de marzo tiene repercusiones importantes para las personas migrantes que viven en la Argentina. 

En una investigación de Chequeado, se reportó que casi el 60 % dejó de percibir un ingreso desde el comienzo de la cuarentena, de acuerdo con un relevamiento realizado a más de 1.200 personas, principalmente en la Ciudad, Provincia de Buenos Aires y la Provincia de Córdoba, por el espacio Agenda Migrante 2020, integrado por organizaciones de la sociedad civil, de migrantes y derechos humanos.

Su situación es tan precaria que “la mayor parte de las personas migrantes que respondieron establecieron como su mayor preocupación tener problemas económicos (75 %) y recién en segundo lugar enfermarse de coronavirus (50 %)”, según relata el informe.

“Las personas migrantes acceden en muchos casos a trabajos informales, precarizados y mal pagos”, explicó a Chequeado Fernanda Vicario, referente del servicio social de la Comisión Argentina para Refugiados y Migrantes (CAREF), y agregó: “Las tareas de cuidado y de limpieza en general se interrumpieron, y al mismo tiempo quienes hacen trabajo de reparto [a través de aplicaciones como Rappi y Glovo] están más expuestos y tienen que tomar medidas de prevención para cuidar a sus familiares”.

En tanto, según indicó Vicario, se están repitiendo los casos en los que propietarios de hoteles familiares desalojan a las personas migrantes que alquilan habitaciones.

Apoyo del Estado

El gobierno de Alberto Fernández lanzó el 23 de marzo último el Ingreso Familiar de Emergencia (IFE), una prestación de 10 mil pesos “destinada a compensar a los sectores más vulnerables a las consecuencias económicas de la cuarentena dispuesta por la emergencia sanitaria creada por el coronavirus”, según explicó la Anses.

Entre otros requisitos para acceder a este beneficio es necesario acreditar “una residencia legal en el país no inferior a 2 años”, como detalla el decreto de creación del IFE publicado en el Boletín Oficial. Esto inmediatamente excluye a los migrantes que llegaron al país recientemente.

Sin embargo, referentes de organizaciones de migrantes con los que dialogó el medio argentino coincidieron que también fueron rechazados extranjeros que residen legalmente en el país hace muchos años.

Demoras en los trámites

Además de las dificultades que también enfrentan los argentinos que tienen trabajos no registrados, los migrantes tienen que tramitar su documentación para residir legalmente en el país, lo que también presenta inconvenientes. Entre otros factores, un cambio en el sistema de turnos de la Dirección Nacional de Migraciones, puesto en marcha en noviembre de 2018, produjo que se registraran grandes demoras en los trámites de residencia y acceso al DNI.

Para que esta situación no se profundice, en las últimas semanas se dispuso la prórroga de los vencimientos de residencias temporarias, transitorias y precarias; y también se suspendieron los plazos administrativos de los trámites para acceder a la documentación legal.

Diápora venezolana

En los últimos años, más de 5 millones de venezolanos dejaron su país ya sea como migrantes, refugiados o solicitante de asilo, de acuerdo con datos del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR). Esta misma entidad refleja que más de 192 mil tienen permiso de residencia en la Argentina. 

“De acuerdo con nuestro registro solidario de la comunidad, el 55 % de los venezolanos que trabajan en el país lo hace de manera informal y ahora no tiene trabajo. Además, el 14 % es monotributista y tampoco puede trabajar”, detalló a este medio Vincenzo Pensa, presidente de la Asociación de Venezolanos en la Argentina (Asoven).

Además de las dificultades para el acceso a la IFE, Pensa señaló que también con el permiso de residencia precaria integrantes de su comunidad tuvieron problemas para acceder al permiso de circulación que se tramita de manera online.

Desde Asoven están trabajando junto a organizaciones como la ACNUR, la OIM y CAREF para repartir cajas con alimentos e insumos de limpieza. Además, a través de Instagram están organizando espacios de contención emocional, con especialistas que dan acompañamiento grupal, y también shows de artistas venezolanos.

Ante la consulta de Chequeado sobre la asistencia de gobiernos locales, Pensa señaló que el Gobierno de la ciudad de Buenos Aires los convocó para colaborar con el reparto de bolsones de alimentos y ropa, pero consideró que la ayuda “no es en la medida ni en la velocidad que uno quisiera”.

 

 

Con información de Chequeado.

Sobre el autor

Redacción Papagayo

Redacción Papagayo

Deja un comentario