Mundo

Concejo de Cúcuta busca estrategias para atender ola de migrantes sin afectar a sus ciudadanos

En el lado colombiano permanecen cientos y quizás aún miles de venezolanos que no han podido regresar a su país, luego del cierre de fronteras decretado por el gobierno de Nicolás Maduro. La dinámica es cambiante. Cada día unas 30 mil personas intentan volver por las trochas y otros se quedan para evitar peligros o pagar peaje a encapuchados a lo largo del camino, los llamados “coyotes”.

Los intentos de ingresar a Venezuela, el pasado sábado 23 de febrero, con la ayuda humanitaria recaudada a nivel internacional resultaron fallidos. Apenas tres días después, la Fundación Venezolanos en Cúcuta aseguró que al menos 1.700 venezolanos que asistieron el viernes 22 al concierto Venezuela Aid Live tuvieron que dormir en carpas improvisadas por la organización no gubernamental en el país vecino.

Ante estos escenarios, diferentes organismos de Cúcuta solicitaron reunirse con los concejales y entidades encargadas de migrantes venezolanos. Así conocerán las estrategias que se están aplicando para atender a la población sin afectar a los cucuteños. También piden al Gobierno nacional destinar un presupuesto que alivie la situación de emergencia por intentar cubrir las necesidades de estos venezolanos.

Bashir Mireck Corona, concejal de Cúcuta por el partido liberal, aseguró a Caracol Radio que muchos venezolanos no han retornado debido a las extorsiones que tienen lugar en las llamadas trochas. Fuentes indican que se cobra unos 35.000 pesos o incluso dólares para permitir el paso por esas vías no legales, según reportes de medios colombianos como El Tiempo.

“Ante esta situación, en donde permanecen los puentes cerrados, hemos visto cómo se han afectado las familias, especialmente los estudiantes que vienen desde Venezuela y no pueden pasar. No se pudo pasar la ayuda humanitaria y ese show mediático ya pasó, ahora tiene que venir el presidente Duque para ver cómo quedó la ciudad. Vamos a convocar un control político especial con las autoridades nacionales, sobre todo Migración y Cancillería, para que se tenga una claridad de lo que está pasando”, dijo el concejal.

Los pequeños venezolanos igualmente está afectados unos cuatro mil niños que viven en San Antonio y Ureña (Táchira) y no han podido ingresar a Colombia, donde solían estudiar con tranquilidad antes del cierre de los límites terrestres oficiales.

Foto: El Nuevo País

También puede leer:

Hasta 35.000 pesos necesitan los venezolanos para cruzar por trochas hacia Colombia

Sobre el autor

Maria Victoria Rodríguez

Maria Victoria Rodríguez

Deja un comentario