¿Cómo han recibido la diáspora los países vecinos de Venezuela?

Share on whatsapp
WhatsApp
Share on twitter
Twitter
Share on facebook
Compartir
Share on linkedin
Compartir
Share on telegram
Telegram

Los venezolanos huyen por todas vías a causa de una crisis humanitaria compleja cada vez más aguda. Sus cercanos por mar, como Trinidad y Tobago, han tenido políticas hostiles en las que organismos internacionales como las Naciones Unidas (ONU) han puesto su lupa por las denuncias y hechos trágicos que se han suscitado con más frecuencia.

A continuación, mostramos un compendio de las políticas migratorias de los países vecinos de Venezuela por vía terrestre, y que son los destinos más comunes para miles de migrantes y refugiados del país.

Colombia

Entre las medidas adoptadas durante la pandemia por Covid-19, el Permiso Especial de Permanencia (PEP) apunta como el más sobresaliente. En Colombia hay 667.390 venezolanos con este documento que les ha permitido estar de manera regular en suelo colombiano. Además, en la nación neogranadina son 769.207 regularizados y 946.624 irregulares, representando 56 % de la población venezolana en Colombia.

¿Cómo se renueva el Permiso Especial de Permanencia (PEP)?

Asimismo, la implementación del registro biométrico en Colombia comenzará con los migrantes venezolanos que tengan el PEP en el país.

Con ello se pretende iniciar el proceso de identificación y caracterización de la población venezolana en el territorio neogranadino, a través de las características físicas, que son intransferibles. Con esta herramienta precisan que buscan, además de identificación, combatir el fraude documental, el robo de identidad, la delincuencia informática, entre otros, reseñó La Nación.

A propósito de los desafíos de la migración venezolana en el país hermano, el Grupo Interagencial sobre Flujos Migratorios Mixtos (Gifmm) señaló este mes que necesita 641 millones de dólares en 2021 para atender a los migrantes y refugiados venezolanos en Colombia, así como a los ciudadanos retornados.

El organismo, del que hacen parte agencias de Naciones Unidas, diversas ONG y la Cruz Roja, señaló que esta suma es fundamental para ejecutar el Plan Regional de Respuesta para Refugiados y Migrantes (RMRP, por su sigla en inglés) que busca “responder a las crecientes necesidades” de los venezolanos que huyeron del país y ahora viven en Colombia.

“El Plan de Respuesta requiere el continuo y creciente compromiso de la comunidad internacional y el sector privado para responder a esta crisis”, afirmó el representante especial conjunto de la Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (Acnur) y la Organización Internacional para las Migraciones (OIM) para los Refugiados y Migrantes Venezolanos, Eduardo Stein.

Brasil

Desde 2018, Brasil hace frente a la llegada de miles de venezolanos que huyen de la crisis económica que atraviesa su país. Una situación que ha sido descrita como una de las peores emergencias humanitarias de la nación y que ha llevado a sus autoridades, especialmente al Ejército, a liderar un plan de organización para evitar el colapso del estado de Roraima, uno de los más empobrecidos y fronterizo con Venezuela.

Según las cifras, alrededor de 650.000 ciudadanos venezolanos han cruzado a territorio brasileño en los últimos años. Con ello, la nación más grande de Sudamérica es la tercera con mayor número de refugiados solamente superada por Colombia y Perú.

La presencia de los migrantes tomó por sorpresa a las autoridades brasileñas. En un primer momento, era común ver a los venezolanos deambulando en las calles de Boa Vista, capital del estado de Roraima.

Ante este panorama las fuerzas militares establecieron la ‘Operación Acogida’, un programa de respuesta coordinada en el que participan once ministerios y un centenar de agencias gubernamentales y no gubernamentales.

Entre las medidas tomadas está la instalación de once centros de abrigo (o lugares de acogida) en Boa Vista, donde residen la mayoría de los venezolanos que emigraron a Brasil. Adicionalmente, se implementó un programa de inserción, el cual, además de la regularización, ha llevado a miles de venezolanos a otras localidades de Brasil para que trabajen, tras un proceso de capacitación y enseñanza del idioma portugués. 

«Desde el inicio de la operación insertamos desde Roraima hacia el interior de Brasil a 42.496 venezolanos», relata a France 24 el coronel Emílio Brandão, jefe del Centro de Coordinación de Interiorización de la Operación Acogida.

Brasil es el país latino que más refugia y regulariza la migración venezolana

Brote de Covid-19, una crisis dentro de otra crisis

Gracias al programa de inserción, el número de refugiados en los centros de Boa Vista se redujo de 12.000 a 4.500 aproximadamente. Una situación que también se vio influenciada por la pandemia de coronavirus y el cierre de fronteras.

Ante la emergencia sanitaria, la Oficina de Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR) reorganizó las instalaciones de abrigo para aumentar la distancia social entre las personas, que cuentan además con hospitales de campaña para atender las emergencias. El resultado de las medidas fue que menos de diez personas murieron por la enfermedad entre más 12.000 venezolanos presentes.

Guyana

A pesar de los pocos datos sobre los venezolanos que migran a Guyana, el comisionado de la Secretaría General de la Organización de Estados Americanos (OEA), David Smolansky, informó recientemente que la cifra de venezolanos en la zona en reclamación ascendió a 23.000.

De acuerdo con la Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR), a medida que las personas venezolanas continúan huyendo de su país, Guyana se ha puesto a la vanguardia de la respuesta a la situación venezolana, convirtiéndose recientemente en el primer país en el Caribe y las Américas en implementar el registro dirigido por el Gobierno a través del sistema “PRIMES” del ACNUR para recopilar datos clave, incluyendo la información biométrica de personas forzadas a huir o personas que necesitan servicios básicos.

“Los venezolanos son nuestros vecinos, y ahora que están pasando por tiempos difíciles, es necesario ser humanos con ellos”, declaró a principios de año el Honorable Ministro Winston Felix, Ministro de Ciudadanía de Guyana.

PRIMES, o Ecosistema de Registro y Gestión de Identidad de la Población, es una plataforma digital desarrollada por el ACNUR que permite el registro biométrico de individuos para optimizar las respuestas de protección, desde la recopilación inicial de datos y el registro hasta la entrega de asistencia primaria correlacionada con necesidades reales.

El lanzamiento de PRIMES en octubre de 2019 marcó la primera vez que autoridades de inmigración de Guyana integraron la tecnología digital en su respuesta diaria a la situación venezolana.

“En los últimos dos meses, los oficiales de inmigración han podido aplicar la capacitación que recibieron del ACNUR para usar el sistema”, explicó el superintendente Ewart Wray, subdirector de inmigración de Guyana.

«Esto les permitió y continúa ayudándoles a capturar datos muy necesarios que beneficiarían nuestra operación”, dijo Wray.

Cifra de refugiados venezolanos en el mundo ascendió a 5.4 millones: Smolansky

 

Redacción Papagayo

Redacción Papagayo

Deja un comentario