Mundo

CIDH falla a favor de que el Estado Venezolano otorgue medidas cautelares a Guaidó

Victor García
Escrito por Victor García

Este viernes, la Corte Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), falló a favor de otorgar medidas cautelares para Juan Guaidó, quien se juramentó como presidente encargado de Venezuela el miércoles 23 de enero. Esta resolución surgió 48 horas después de la solicitud hecha a la institución por tres abogados venezolanos.

Según señala la resolución en apartado 17, las medidas que emanan de la CIDH tienen un carácter tutelar y otro cautelar. Respecto del carácter tutelar, las medidas buscan evitar un daño irreparable y preservar el ejercicio de los derechos humanos. Con respecto al carácter cautelar, las medidas cautelares tienen como propósito preservar una situación jurídica mientras está siendo considerada por la institución.

En este mismo punto se define que el objeto y fin de la resolución son los de asegurar la integridad y la efectividad de la decisión de fondo y, de esta manera, evitar que se lesionen los derechos alegados, situación que podría hacer inocua o desvirtuar el efecto útil de la decisión final.

Pronta respuesta

Para hacer esta exigencia de protección el organismo se basa en tres puntos de su reglamento interno: a. La “gravedad de la situación” implica el serio impacto que una acción u omisión puede tener sobre un derecho protegido o sobre el efecto eventual de una decisión pendiente en un caso o petición ante los órganos del Sistema Interamericano; b. La “urgencia de la situación” se determina por medio de la información aportada, indicando el riesgo o la amenaza que puedan ser inminentes y materializarse, requiriendo de esa manera una acción preventiva o tutelar; y c. El “daño irreparable” consiste en la afectación sobre derechos que, por su propia naturaleza, no son susceptibles de reparación, restauración o adecuada indemnización. Además, se procede a analizar el caso según su relevancia. Luego se decide si aprobar o rechazar una medida.

La respuesta a la solicitud de medidas fue respondida con tal rapidez debido a que la situación actual de Venezuela se considera de riesgo. En el apartado 31 la institución reconoce que “la agudización de la crisis política en el Estado de Venezuela que podrían llevar a exacerbar la situación de riesgo, se requiere de forma inmediata la adopción de medidas para proteger los derechos del propuesto beneficiario”.

No obstante, a pesar de que la condición física de Guaidó pudiera considerarse saludable, la CIDH precisa que “el requisito de irreparabilidad se encuentra cumplido, ya que la posible afectación a los derechos a la vida e integridad personal constituyen la máxima situación de irreparabilidad”.

Otros implicados y beneficiados de las medidas

Según el artículo 25.5 del reglamento interno, la Comisión solicita información al estado en cuestión para tomar una decisión adecuada sobre la aprobación de medidas cautelares. Sin embargo, el punto 33 precisa que “la inmediatez del daño potencial no permite demoras”. Por lo que, ” la Comisión no considera pertinente requerir información adicional”.

A su vez, el documento señala que las medidas no son únicamente para Juan Guaidó sino también para su núcleo familiar. Finalmente, la Comisión exige al estado venezolano que además de proteger a dichas personas, se informe sobre los presuntos hechos que dieron lugar a la adopción de las medidas para su investigación, además de buscar que se evite su repetición.

Puede leer el documento completo de la CIDH aquí.

Para saber más sobre los antecedentes del caso lea la siguiente entrada.

¿Quién acataría las medidas cautelares solicitadas para Juan Guaidó?

Sobre el autor

Victor García

Victor García

Reportero de Papagayo News

Deja un comentario