Diáspora

Asesores de Biden aseguran que «tardarán meses» en restablecer asilos en la frontera

El presidente electo de los Estados Unidos, Joe Biden, presenta a los miembros clave de su administración en Wilmington, Delaware, Estados Unidos, el 19 de diciembre de 2020. REUTERS/Kevin Lamarque
Redacción Papagayo
Escrito por Redacción Papagayo

El presidente electo de Estados Unidos, Joe Biden, tardará meses en restablecer del todo el proceso de asilo en la frontera con México. El político considera que ahora no es el momento de que los migrantes viajen hacia el norte. Así lo advirtieron este lunes los que serán sus asesores de política nacional y seguridad nacional, respectivamente, Susan Rice y Jake Sullivan.

En una entrevista exclusiva con Efe, por escrito, Rice y Sullivan intentaron contener el efecto llamada que puede generar entre los migrantes la próxima llegada al poder de Biden. La entrada del demócrata a la Casa Blanca ocurre después de cuatro años de restricciones al derecho al asilo bajo el Gobierno de Donald Trump. También ocurre después del paso de los devastadores huracanes Eta e Iota por Centroamérica.

«La frontera no se transformará de la noche a la mañana”

—¿Cuáles serán las acciones inmediatas del presidente electo Biden en la frontera? ¿Dejará en vigor, al menos inicialmente, la orden de salud pública de los CDC (Centros de Control y Prevención de Enfermedades)?

—Susan Rice: Biden está comprometido a restaurar y respetar nuestras leyes de asilo, incluso en la frontera. Muchas de las políticas de la Administración saliente se revertirán de inmediato. Otras tomarán tiempo para implementar, y la situación en la frontera no se transformará de la noche a la mañana.

La capacidad de procesamiento en la frontera no es como una luz que se puede encender y apagar. Los migrantes y los solicitantes de asilo no deberían creer en absoluto a las personas en la región que están vendiendo la idea de que la frontera estará repentinamente abierta por completo para procesar a todos el primer día. No será así. Estamos heredando una infraestructura profundamente dañada, que no funciona, y se tiene que, en gran parte, restaurar y ampliar la capacidad de procesamiento, especialmente a la luz de la pandemia actual.

Nuestra prioridad es reabrir el procesamiento de asilos en la frontera de acuerdo con la capacidad para hacerlo de una manera segura y proteger la salud pública. Especialmente en el contexto del covid-19. Este esfuerzo comenzará de inmediato, pero se tardará meses en desarrollar la capacidad que necesitaremos para reabrir por completo.

El destino de los migrantes que esperan en México

—El presidente electo prometió eliminar el programa “Permanezcan en México”, por el que se envió a más de 60.000 indocumentados a esperar en México sus citas ante jueces migratorios. ¿Qué pasará con los miles que ya esperan al otro lado de la frontera bajo ese programa, algunos en zonas muy peligrosas?

—Jake Sullivan: El presidente electo Biden cumplirá su compromiso de poner fin al programa de Protocolos de Protección a Migrantes en la frontera al principio de su Administración. El MPP ha sido un desastre desde el comienzo  y provocó una crisis humanitaria en el norte de México.

Pero necesitamos tiempo para aumentar la capacidad de procesamiento y hacerlo de acuerdo con los requisitos de salud pública. Mientras que desarrollamos la infraestructura, la dotación de personal y los procedimientos necesarios, incluyendo aumentar la capacidad de procesamiento en los puertos de entrada y la implementación de los protocolos, restauraremos las protecciones del debido proceso. También comenzaremos a procesar a los solicitantes de asilo que se inscribieron en el programa de una manera justa, segura y ordenada.

Ahora no es el momento de migrar a Estados Unidos

—A corto plazo, ¿Cómo gestionará la nueva Administración el auge de inmigrantes indocumentados que se espera en la frontera en sus primeros meses en el poder? Ya hubo un aumento de las detenciones en la frontera, debido a la crisis económica y los huracanes en Centroamérica.

—Jake Sullivan: El presidente electo Biden comprende la profunda ansiedad en los países del Triángulo Norte. La pandemia ya incrementó los desafíos históricos de la región, y el doble golpe de los huracanes Eta e Iota exacerbó una mayor sensación de desesperación. Entendemos eso. Pero no se ha perdido la esperanza y las personas no deben creer a quienes están promoviendo la idea de que deben venir a los Estados Unidos ahora mismo. La ayuda llegará a la región, y pronto.

Primero, el presidente electo Biden está comprometido con mejorar la situación en la región, en la frontera, donde incluirá ayuda de emergencia a los más afectados por los recientes huracanes. En segundo lugar, establecerá nuevos programas en la región para que las personas que están desesperadas puedan encontrar seguridad y solicitar protección más cerca de casa. Esto sin necesidad de poner sus vidas en manos de los traficantes y contrabandistas. El trabajo para establecer estos programas y la asistencia adicional en la región y en las fronteras comenzará tan pronto como el presidente electo Biden asuma el cargo.

Dada la pandemia y la gran cantidad de migrantes que ya esperan en la frontera el norte de México, ahora no es el momento de emprender el peligroso viaje a los Estados Unidos. Pasarán meses hasta que podamos implementar completamente nuestros planes.

—¿Planea el presidente Biden eliminar los acuerdos de “tercer país seguro” sobre asilo con los Gobiernos de Guatemala, El Salvador y Honduras? ¿En ese caso, lo hará durante sus primeros 100 días?

—Jake Sullivan: Como están escritos actualmente, los llamados acuerdos de cooperación de asilo de la Administración saliente niegan el derecho a solicitar asilo en los Estados Unidos a los solicitantes de asilo que están desesperados en lugar de ayudar a crear vías alternas de protección. Eso no es lo que somos como país. Es por eso que el presidente electo trabajará para anular rápidamente estos acuerdos como parte de nuestra relación bilateral.

Los planes para Centroamérica y la reforma migratoria

—El presidente electo prometió desarrollar una estrategia de cuatro años, para enfrentar los factores que provocan la inmigración. Para ello invertirá 4.000 millones de dólares. ¿Qué condiciones tendrán que cumplir los países del Triángulo Norte para recibir los fondos?

—Jake Sullivan: Ese trabajo comenzará de inmediato, tanto para comprender cuánta ayuda estadounidense se retuvo y se desvió por la Administración saliente. La colaboración de los Estados Unidos dependerá, por supuesto, de que los países de la región movilicen sus propios recursos. Asimismo, deben llevar a cabo reformas críticas para construir sociedades sostenibles, entre otros factores.

—El presidente electo Biden prometió que, el día uno, enviará al Congreso un proyecto de ley. Con este dará una vía a la ciudadanía a los 11 millones de indocumentados del país. Teniendo en cuenta que enfrentará otros asuntos muy urgentes, ¿hasta qué punto se puede esperar que sea una prioridad para él?

—Susan Rice: Como usted señaló, el presidente electo Biden se enfrentará a muchos asuntos críticos cuando asuma el cargo. Pero abordar nuestro sistema de inmigración disfuncional es una de sus principales prioridades. Nuestro sistema de inmigración necesita una reforma desde hace mucho tiempo, y esa necesidad se volvió más urgente en los últimos años. Es por eso que el presidente electo cumplirá con su compromiso de enviar un proyecto de ley al Congreso inmediatamente después de asumir el cargo. La Administración Biden no podrá arreglar todo por nuestra cuenta, necesitamos cambios legislativos.

 

Reportaje de Efe

Sobre el autor

Redacción Papagayo

Redacción Papagayo

Deja un comentario