fbpx
Diáspora Es Noticia

Amnistía Internacional critica las restricciones de Perú para el ingreso legal de venezolanos

Referencial
Redacción Papagayo
Escrito por Redacción Papagayo

Amnistía Internacional (AI) criticó las restricciones que el Estado peruano ha impuesto para el ingreso legal de los migrantes venezolanos.

La organización considera que las normativas de Perú hacia los migrantes, responden a una controvertida política gubernamental para reducir el número de solicitantes de asilo y refugiados en el país, por lo que ha presentado un informe: “Buscando refugio: Perú da la espalda a quienes huyen de Venezuela“.

Si bien Perú se ha presentado en años previos como un país solidario y ha demostrado empatía hacia las personas que han llegado, en el último periodo, la respuesta del Estado ha generado restricciones y situaciones que comprometen la responsabilidad del Estado en materia de las obligaciones internacionales de derechos humanos“, afirmó este miércoles el director de Campañas e Incidencia de AI en Perú, Joel Jabiles, a EFE.

Perú alberga actualmente a más de 863.000 venezolanos con permanencia legal en el país, y tiene unas 350.000 solicitudes de refugio, cerca de la mitad de las peticiones presentadas por los venezolanos alrededor del mundo, indicó Jabiles.

Perú da la espalda a venezolanos

El representante de AI compartió impresiones sobre el informe de la organización “Buscando Refugio, Perú da la espalda a quienes huyen de Venezuela”, el cual está basado en entrevistas realizadas a 40 migrantes venezolanos en la frontera de Perú con Ecuador, quienes se encuentran impedidos de ingresar al territorio peruano por una serie de motivos.

Lo que estaría ocurriendo en Perú es una política deliberada de no permitir el ingreso de más personas venezolanas al territorio peruano y esto fundamentado en los cambios que se han evidenciado en el sistema, tanto en el asilo, como en la visa humanitaria“, indicó.

El portavoz explicó que las personas que han hecho el esfuerzo de acceder a una visa para entrar de forma regular a un país y así poder reconstruir sus vidas, “llegan a la frontera peruana y se les rechaza el ingreso“, en muchos de los casos por falta del sello de ingreso y salida de Ecuador.

Eso muestra que la visa humanitaria hoy en día como mecanismo de protección complementaria ha quedado obsoleto, no está cumpliendo sus funciones”, remarcó.

A la espera de una respuesta en la frontera

Sobre la solicitud de asilo en la frontera, las autoridades peruanas modificaron el proceso y los solicitantes deben esperar a tener la respuesta de que el trámite fue admitido para poder ingresar al territorio peruano: “Hemos encontrado decisiones que se realizan de manera arbitraria, decisiones que toman plazos muy extensos, que hacen que las personas, al no poder acceder al territorio, esperen en la frontera en condiciones realmente precarias“, indicó Jabiles.

Solo el 13 % de estas solicitudes han sido admitidas a trámite, mientras que el 87 % permanecen aún en la frontera, según datos de la Cancillería.

Miles de solicitudes de refugio

Perú es hoy en día el primer país en el mundo con más solicitudes de refugio de personas venezolanas, con 350.000, lo cual es un enorme desafío para las autoridades peruanas, recalcó Jabiles.

Sin embargo, al ser rechazadas o sufrir por la demora de sus trámites, “estas personas al no tener otra forma, ingresan irregularmente al país, entonces están expuestas al tráfico de personas, a trata de personas, a ser sometidos a situaciones de explotación laboral y otras situaciones de explotación“.

Alrededor de 200 a 300 ingresos irregulares diarios se dan por la frontera norte de Perú, según datos de la oficina de Migraciones.

Jabiles agregó que estas medidas se enmarcan “en un contexto en que vemos un discurso realmente xenófobo y discriminatorio de altas autoridades“, tras la creación de una brigada policial de migración delictiva “que estigmatiza a una población por su nacionalidad”.

Reconocimiento colectivo

Frente a este escenario, Amnistía Internacional propone que Perú aplique un procedimiento de reconocimiento colectivo que permita a los solicitantes acceder a la condición de refugiado, como el caso de Brasil que tiene reconocidos a más de 30.000 refugiados de Venezuela.

Asimismo, medidas de protección complementarias compatibles con las obligaciones de derechos humanos, excepciones a favor de la reunificación familiar y que se establezca un mecanismo de regularización para los venezolanos que están ya en territorio peruano en situación irregular.

Los trámites no garantizan la permanencia

Un joven venezolano que tramita su refugio en una oficina de la Cancillería en Lima, Ricardo Cruz, contó este miércoles a EFE que legalmente están “inseguros todos aquí, (porque) tienes un papel para estar en un país y no te sirve de nada”.

Al respecto, vale la pena recordar un caso denunciado por Feline Freier, investigador del Centro de Investigación de la Universidad del Pacífico (Ciup), con sede en Lima, Perú.

En un artículo publicado en el diario El Comercio, relató que el 10 de agosto de 2019, una pareja de venezolanos y su hijo de 16 años llegaron al Centro Binacional de Atención Fronteriza (Cebaf) en Tumbes. Explicó que el adolescente padecía un cáncer de cerebro, por lo que debía ser exonerado del requisito de la visa humanitaria.

Sin embargo, Migraciones rechazó el reporte médico que habían traído sus padres de Venezuela. En su lugar, les pidieron un reporte firmado por un médico peruano como requisito para dejarlo ingresar.

Esta es la política migratoria del absurdo (…) Este caso es emblemático del costo humano que tiene la nueva política migratoria populista en la frontera norte”, puntualizó Freier.

Este tipo de casos y otras fueron documentados y presentados en el documento Los impactos adversos de las visas humanitarias, elaborado por el Centro de Investigación de la Universidad del Pacífico, de donde se desprenden cinco razones por las cuales las visas humanitarios implementadas por Ecuador, Chile y Perú no son consideradas tan humanitarias.

Con información de EFE.

Perú expulsa a 131 venezolanos implicados en delitos en las ciudades de Lima y Huancayo

Sobre el autor

Redacción Papagayo

Redacción Papagayo

Deja un comentario